12 de diciembre de 2019, 6:04:59
Opinion


STANDARD & POOR’S, CONDENADA EN AUSTRALIA POR MANIPULACIÓN

Luis María ANSON


Las maniobras de Standard & Poor’s en España han costado al erario público miles de millones de euros. Al servicio de los grandes intereses norteamericanos, tanto Standard & Poor’s como Moody’s y Ficht se han dedicado a dañar a los países de la zona euro para fragilizar la moneda común. A Inglaterra la han dejado en paz, a pesar de la cuantía de su déficit y su deuda.

Berlusconi reaccionó llevando a las agencias norteamericanas ante los tribunales. Sarkozy les propinó un bufido y las amedrantó. España ha inclinado la cabeza dócilmente y ha aceptado el daño cruel que nos han inferido.

Ahora, un tribunal australiano ha demostrado la incompetencia de Standard & Poor’s y la ha condenado a pagar 8 millones de euros por “ratings engañosos y falaces”. Los australianos no se han andado con contemplaciones. Han devuelto el daño causado por Standard & Poor’s en donde más duele a la manipuladora agencia de calificación: en el dinero.

Está claro que la Europa del euro debe organizar cuanto antes su propia agencia de riesgo que juzgue las economías de Estados Unidos y también las de los países emergentes, aparte los propios. Hasta que esa estrategia se ponga en marcha, el Gobierno español tiene la obligación de encargar a un equipo de expertos el control de las tres agencias norteameri-canas y de proceder judicialmente contra ellas si se extralimitan.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es