25 de enero de 2020, 19:21:27
América

Tras la pausa electoral


Demócratas y republicanos retoman las negociaciones para la reforma migratoria


Senadores demócratas y republicanos han acordado retomar las conversaciones para la puesta en marcha de un proyecto de reforma migratoria que permita regularizar a millones de inmigrantes que viven y trabajan en EEUU.


Los dos senadores encargados de los contactos para la reforma de la política de inmigración, el demócrata Charles Schumer y la republicana Lindsey Graham, han acordado reanudar las negociaciones sobre una propuesta inicial que prevé que los inmigrantes que se encuentran ya en el país puedan acceder a la ciudadanía.

"Creo que con este anteproyecto hemos tejido una buena oportunidad para lograr algo este año. El Partido Republicano ha aprendido que ser (...) antiinmigración no les funciona políticamente. Y lo saben", ha afirmado Schumer en declaraciones a un programa de la cadena NBC.

Las conversaciones estaban rotas desde hacía dos años, pero el abrumador apoyo de la minoría hispana al presidente Barack Obama en los comicios en los que fue reelegido parecen haber hecho a los republicanos replantearse su postura tradicionalmente contraria a la nacionalización de los indocumentados, unos 12 millones según las últimas estimaciones.

Graham, por su parte, ha reconocido en una entrevista en la CBS que el discurso utilizado por miembros de su partido al hablar de inmigración "ha levantado un muro entre el Partido Republicano y la comunidad hispana".

En concreto, ha destacado que desde 2004 los candidatos presidenciales republicanos no han hecho más que perder apoyo entre los votantes hispanos. "Es raro que un partido adopte una fórmula así: es la comunidad que más crece demográficamente de un país y no hacemos más que perder votos en cada ciclo electoral. Tenemos que pararlo. Te puedes pegar un tiro en pie, pero no vuelvas a cargar el arma (...). Intento tumbar este muro y que se apruebe una ley de reforma de la inmigración que sea una solución americana para un problema americano", ha argumentado Graham.

La nueva propuesta Graham-Schumer tiene cuatro componentes: la creación de tarjetas de la Seguridad Social que impidan el fraude y que los indocumentados no puedan trabajar, el fortalecimiento de la seguridad fronteriza y la aplicación de la ley de inmigración, la creación de una vía para la entrada de trabajadores eventuales y la aplicación de un proceso de regularización de los inmigrantes que ya se encuentran en el país.

Según Schumer, este plan recoge "una vía a la ciudadanía que es justa, que dice que tienes que aprender inglés, que tienes que ponerte al final de la cola, que tengas trabajo y que no puedes cometer delitos". "El 67 por ciento de los encuestados en sondeos a pie de urna en estas elecciones apoya la vía a la ciudadanía", ha apostillado Graham.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es