16 de noviembre de 2019, 0:02:17
Opinion


EL CGPJ CONTINUA POLITIZADO

Luis María ANSON


La Justica española arroja un balance abrumadoramente positivo. La inmensa mayoría de jueces y magistrados, de juezas y magistradas, trabajan con rigor, conocen a fondo su profesión y son independientes. Es una lástima que el Tribunal Constitucional naciera politizado y no haya podido desembarazarse de ese sambenito. El ciudadano medio piensa que sentencia conforme a las consignas del partido político dominante. Eso no es así, al menos no es siempre así, pera resultaría conveniente despolitizar por completo el Tribunal Constitucional.
No parece fácil conseguirlo cuando el Consejo General del Poder Judicial se va a quedar prácticamente como estaba. En la oposición, el Partido Popular prometió su despolitización. En el poder, ha extendido un maquillaje que no disimula las arrugas. Los magistrados del CGPJ no podrán de hecho ocupar sus cargos sin el visto bueno de los partidos políticos. Se comprende la repulsa de la opinión pública a la clase política, considerada como el tercero de los diez grandes problemas que agobian a la ciudadanía. La voracidad de los partidos políticos es de tal calibre que ni siquiera son capaces de renunciar a la elección de los jueces del CGPJ, instalando a ese organismo en la independencia que le tendría que ser consustancial. Los miembros del CGPJ deben ser elegidos directamente por los jueces y no por los partidos políticos, con el fin de que puedan cumplir su función. El poder judicial debe ser independiente del poder legislativo y del poder ejecutivo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es