24 de septiembre de 2019, 11:30:36
Deportes

rally dakar


Barreda logra el triunfo en motos y Al-Attiyah repite en coches


El piloto español Joan Barreda Bort (Husqvarna) ha conquistado este martes el triunfo en la cuarta etapa del Rally Dakar, con 429 kilómetros entre las localidades peruanas de Nazca y Arequipa, y ha ascendido hasta el cuarto puesto de la clasificación general, a 5:38 minutos del nuevo líder, el francés Olivier Pain (Yamaha).


El piloto español Joan Barreda logró la victoria en la modalidad de motos en la cuarta etapa del Rally Dakar 2013, con 429 kilómetros entre las localidades peruanas de Nazca y Arequipa, mientras que su compatriota Carlos Sainz (Buggy) firmó una jornada de infausto recuerdo que hipoteca su participación en el 'raid' sudamericano.

Barreda, capitán del equipo Husqvarna, sumó su segunda especial del año y recuperó un sitio entre los aspirantes. El de Torreblanca (Castellón) ascendió a la cuarta posición en la general y se sacó la espina de la etapa de este lunes, enturbiada por una rueda trasera dañada que le relegó a tierra de nadie.

Lo cierto es que Barreda se dio un paseo tras adelantar a 15 pilotos y establecer el mejor tiempo por tercera vez en su carrera. Su crono, 8 minutos y 23 segundos más rápido que Olivier Pain --el nuevo líder-- le aúpa hasta los puestos de privilegio, copados todos ellos por pilotos franceses. David Casteu es segundo y Cyril Despres, tercero.

Pain recogió, sin duda, los frutos del trabajo realizado en la Yamaha, y de la constancia mostrada desde su gran salida en Lima. El galo heredó un liderato con una ventaja de 2:24 sobre su compañero de equipo David Casteu, que se mueve en el mismo registro. Además, Cyril Despres, líder efímero de la carrera, es tercero a 2:29.

Por su parte, en la modalidad de coches, el qatarí Nasser Al-Attiyah (Buggy) fue el vencedor del cuarto capítulo del Dakar. El medallista olímpico en Londres --especialista en tiro-- fue el más rápido en una jornada marcada por la avería del español Carlos Sainz, quien alargó su condición de piloto desafortunado.

El vencedor de 2011, que parece estar al margen del resto de corredores, conquistó en Arequipa su 16ª victoria de especial en el Dakar con 36 segundos de ventaja respecto a Guerlain Chicherit. Un palmarés más abultado que el de pilotos de la talla de Bruno Saby y Jean-Louis Schlesser.

Por detrás de los dos grandes triunfadores del día apareció Stéphane Peterhansel, que optó por mantener un ritmo sostenido sin pegarse a la rueda de Al Attiyah. Su Mini llegó a Arequipa con un retraso de 1 minuto y 17 segundos, si bien esta demora no cambió su posición en la cabeza de la general, donde cuenta con una ventaja de 5 minutos y 16 segundos sobre el qatarí.

Además, el español Nani Roma --quinto en la general-- logró idéntico puesto este martes tras llegar a meta con 7 minutos y 27 segundos de diferencia respecto al Al-Attiyah. El catalán, que está muy contento con su Mini, lamentó haberse quedado bloqueado por Guerlain Chicherit, quien le hizo "perder mucho tiempo" y no poder opositar a una mejor posición.

Sainz y otra avería
Roma se ha convertido en el piloto español con más opciones de victoria tras el infortunio de Carlos Sainz (Buggy), quien ya comenzó la jornada de la peor manera posible. El madrileño vio cómo la organización le devolvía los 21 minutos de sanción por el fallo de su navegador y, para colmo, se topaba con una avería a 15 kilómetros del final.

El bicampeón del mundo de rallys, que tuvo una fuga en el depósito de gasolina, se 'apropió' del combustible de un competidor --ya retirado-- al que no le hacía falta. De esta forma, Sainz pudo continuar y finalizar en la posición 40º, a 2 horas y 26 minutos de Al-Attiyah.

Sainz, que pudo atravesar la línea de meta a duras penas, ocupa la vigésimo cuarta plaza en la clasificación general, a más de tres horas del liderato de Peterhansel.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es