21 de junio de 2021, 12:15:00
América

Adelanta una nueva "batalla" con las Naciones Unidas


Evo Morales anuncia que quiere exportar la hoja de coca a sus socios "bolivarianos"


El presidente de Bolivia, Evo Morales, anuncio en una rueda de prensa que se enfrentará a una nueva "batalla" ante la ONU, para defender el derecho del país andino de exportar la hoja de coca y sus derivados sin alcaloides, a sus socios de la Alianza Bolivariana para las Américas.


El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció otra "batalla" en la ONU para lograr la exportación de hojas de coca y derivados como las infusiones pero sin alcaloides, misión para la que pedirá el apoyo de los países aliados del bloque de la ALBA.

"La próxima batalla, por supuesto, va a ser exportar hoja de coca", ha dicho Morales en una rueda de prensa, aunque ha subrayado que su Gobierno se ceñirá a la Convención Única de Estupefacientes, suscrita en Viena en 1961, que prohíbe comercializar productos que contengan alcaloides.

"Según el artículo 27 de la Convención de Viena, las partes podrán autorizar el uso de hoja de coca para la elaboración de un agente saporífero que no contenga ningún alcaloide en la medida necesaria para ese uso", ha explicado, aunque aclaró que cumplirán con la restricción de la Convención antidroga de Naciones Unidas de que pueden ser comercializados si se les extraen los alcaloides.

El procedimiento de extracción de los componentes vetados por la ONU será uno de los que se desarrolle con el proceso de industrialización de hoja de coca que impulsará su Gobierno.

En esta campaña, Bolivia pedirá de inicio el respaldo de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), formada por Venezuela, Ecuador, Cuba, Bolivia, San Vicente y las Granadinas, Nicaragua, Antigua y Barbuda, y Dominica.

Morales anunció que China le ha planteado comprar toneladas de hojas de coca y comentó que en Ecuador le invitaron a degustar mates de coca comprados en Argentina, un país que sin embargo no tiene cultivos de la planta y además prohíbe su importación.

También dijo que en sus viajes por Europa le ofrecen hojas de coca y mates, pese a las prohibiciones de la ONU, cuya convención antidroga calificó de contradictoria porque vetaba el mascado de la planta, pero a la vez hablaba de la posibilidad de exportar e importar el producto sin los alcaloides.

Ese será el próximo paso de Bolivia en la defensa internacional de esos cultivos después de que Naciones Unidas aceptara la semana pasada su retorno a la Convención con una excepción sobre el veto al mascado de la hoja de coca que solo se aplicará en su territorio.

Si bien, ha subrayado que Bolivia seguirá controlando los cultivos de hoja de coca, conforme a las limitaciones de superficie impuestas por la organización internacional, que, según ha sostenido, se están cumpliendo.

Morales ha conseguido --con el apoyo de 168 países-- que la ONU permita a Bolivia formular una reserva a la Convención de Viena "para cultivar y consumir hoja de coca en su estado natural con fines culturales y medicinales".



El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es