18 de septiembre de 2021, 13:05:19
Nacional

Crónica política


Si aquí hay para todos



Bárcenas, la encuesta del CIS, la reunión de Mas para establecer medidas contra la corrupción e Iñaki Urdangarín. Miércoles muy intenso desde el punto de vista político, como lo vienen siendo los últimos días, porque “aquí hay para todos”, como afirman los analistas consultados por este diario.

Empezando por el primero de los casos, el extesorero del PP Luis Bárcenas, que este miércoles ha prestado declaración ante la Fiscalía Anticorrupción sobre su supuesto cuaderno en el que tenía anotados presuntos sobresueldos a dirigentes del PP, entre ellos a quien es ahora presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Primera parte, Bárcenas. El que fuera exresponsable de las finanzas del PP ha tenido que acudir este miércoles a declarar ante la Fiscalía Anticorrupción sobre la presunta existencia de una “caja B” en el seno del partido con la que supuestamente de pagaban sobresueldos a dirigentes de esta formación, entre ellos al ahora presidente del Gobierno. Elextesorero del PP ha negado que existiera esa contabilidad paralela e incluso ha realizado una prueba caligráfica para demostrar que la letra que aparece en los apuntes contables publicados por “El País” no es suya. También ha comparecido el exdiputado popular Jorge Trías Sagnier, quien aseguró que esos sobresueldos se pagaban, y que se ha limitado a afirmar que considera haber cumplido con su deber al haber declarado ante la Fiscalía.

Los analistas políticos consultados por este diario destacan que “ya no vale de nada que este asunto esté judicializado, aunque por el momento el magistrado de la Audiencia Nacional encargado de este caso, Pablo Ruz, no haya apreciado, por el momento, ninguna relación entre las cuentas de Bárcenas en Suiza y una supuesta financiación ilegal del PP”.

En este sentido, las mismas fuentes señalan que el PSOE no va dejar pasar “esta perita en dulce”, sobre todo teniendo en cuenta que la Justicia, tal y como funciona, puede que termine aclarando este asunto años y años. Mientras tanto, el tiempo irá pasando, sin saber lo que de verdad ha ocurrido, pero que será aprovechado por los socialistas para seguir erosionando al Gobierno popular.

Y en esa erosión, según los medios consultados, la última encuesta electoral publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), no deja bien parado al PSOE, en un sondeo hecho antes de que estallara antes el escándalo “Bárcenas”. Evidentemente, porque sería “de locos no reconocer el desgaste que le han provocado al Gobierno sus políticas de austeridad y recortes”, el Ejecutivo popular ha sufrido una pérdida de 9,62 puntos respecto a las elecciones del 20 de noviembre de 2011, lo que le deja a 4,8 de los socialistas, aunque seguiría ganado las elecciones. Pero es que desde el PSOE, tampoco está la situación para “echar cohetes”, porque esa reducción no viene de sus aciertos, sino del desgaste de los populares, “porque a ver como se explica también que el partido liderado por Rubalcaba haya perdido casi un punto y medio en intención de voto desde esas elecciones”, como señalan las fuentes consultadas. Por no hablar de la valoración que los españoles tienen de Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, que “ya es que no alcancen el insuficiente bajo, en nota académica, sino que están en muy deficiente, uno y otro”.

Otro dato importante que pone de relieve esta última encuesta del CIS es la preocupación de los españoles por la corrupción política. En este sentido, los analistas políticos consultados destacan “el paripé” que ha organizado hoy el presidente de la Generalitat, Artur Mas, abanderando una supuesta mesa de lucha contra la corrupción, cuando su secretario general en Convergencia, Oriol Pujol, hijo de Jordi Pujol, está apunto de ser imputado por presuntas actuaciones irregulares en las concesiones de licencias de las Inspecciones Técnicas de Vehículos en Cataluña. Y cuando el otro socio de CiU, Unio pide donaciones voluntarias para hacer frente al pago de más de 300.000 euros al que fue condenado por el “caso Pallerols”.

Por último capítulo, el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, que en principio parece que no ha hecho efectiva la fianza de ocho millones de euros que tenía que haber depositado en el juzgado antes de este jueves. Al revés, el marido de la infanta Cristina ha anunciado que recurrirá al Tribunal Constitucional, al considerar que en el proceso judicial que se lleva a cabo contra él por sus actividades profesionales se han violado sus derechos de defensa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es