23 de septiembre de 2019, 19:49:34
Opinion


LA FIRMEZA DE ANA MATO

Luis María ANSON


Paso a la mujer que se abre paso. Ana Mato es inteligente, solidaria, trabajadora. También independiente porque nunca se colgó al cuello escapularios ideológicos. La honradez no se le supone. La tiene acreditada por una decisión judicial. Por eso las nuevas mordeduras que día tras día se hincan en su carne política las soporta con serenidad y firmeza.

Flexible como una espiga, no hay vendaval que pueda con Ana Mato. El huracán arranca de cuajo la encina. La espiga sobrevive. Fustigan a la ministra con culpas ajenas. Ana Mato seguirá haciendo lo que debe hacer, trabajar tenazmente en su ministerio.

La tarea que le encomendó Rajoy no era fácil. La sanidad es la mecha sobre el polvorín de los recortes. Ana Mato está realizando una gestión sobresaliente, sin aspavientos, sin excentricidades, con larga mano izquierda y permanente prudencia. A pesar de los errores de algunas Autonomías, la ministra está sacando las cosas adelante. Apenas conozco a Ana Mato. Escribo desde la objetividad. No es una mujer de cuota. Es un ejemplo político de eficacia y buen sentido. Son muchos los que creen que superará los acosos actuales y que pilotará hasta puerto seguro la nave de la sanidad, a pesar de que el tiempo tormentoso se está convirtiendo en galerna.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es