18 de enero de 2020, 5:33:50
Cultura

la xxvii edición se celebra en el Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid


Las estrellas del cine español desfilan ya por la alfombra roja de la gala de los premios Goya


A las 19:30 horas empezaban a desfilar por la alfombra roja del Centro de Congresos Príncipe Felipe las estrellas que protagonizarán la XXVII edición de los Premios Goya. El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, ha sido el primero en llegar y ha deseado "que todo vaya bien".


La lluvia, como suele ser habitual, y los aplausos de los fans han recibido a Eva Hache, Maribel Verdú, Goya Toledo, Paula Echevarría o Jose Coronado, los primeros rostros conocidos que han llegado al Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid para asistir a la gala de los XXVII Premios Goya.

El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho y una de las vicepresidentas, Judith Colell, reciben a las puertas del centro a los profesionales del cine español.

Una de las más aplaudidas ha sido Echevarría, con un vestido de lentejuelas verde intenso, el color de la esperanza, "que nos hace falta y mucho", ha señalado la actriz.

La presentadora de la gala, Eva Hache, de azul, también ha sido de las primeras en llegar, así como Mar Regueras, Manuela Velasco, Inma Cuesta, Goya Toledo, Jose Coronado, Raúl Arévalo, Javier Cámara, Michelle Jenner y Ángela Molina, también recibida con cariño por los seguidores que han desafiado a la desapacible noche madrileña y se han acercado al Centro de Congresos.

Entre los que han ido llegado, algunos de los que protagonizaran algunos números en la gala.

Julián López, junto a sus compañeros de Muchachada Nui, Carlos Areces, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, ha anunciado que realizarán un acto en medio del público para "dar voz al pueblo" y Antonio Resines se atreverá con un baile de breakdance.

La gran fiesta del cine español que esta noche elegirá a una ganadora entre "Blancanieves", "Grupo 7", "Lo imposible" y "El artista y la modelo", y que se prevé movida por la vocación apolítica de la Academia de Cine y el activismo del sector.

El Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid se estrena como sede, Eva Hache repite como anfitriona y la cosecha de este año es de las mejores que se recuerdan.

"Blancanieves", de Pablo Berger, parte como favorita con 18 nominaciones. Versión muda, torera y en blanco y negro del clásico cuento de los hermanos Grimm, tiene a una exultante Maribel Verdú como madrastra, en la osadía de su propuesta y en el exquisito remate de la faena de su director sus grandes bazas.

Por su parte, "Lo imposible", de Juan Antonio Bayona, acapara 14 opciones a premio y juega con el comodín del público, el que se ha dejado más de 42 millones de euros solo en España y más de 100 a nivel internacional. Un récord histórico al que han colaborado el fulgor estelar de Naomi Watts y Ewan McGregor, nominados que no podrán estar esta noche en Madrid.

"Grupo 7", de Alberto Rodríguez, tiene 16 nominaciones, un ritmo frenético por las calles de Sevilla, más contenido social que sus compañeros y un actor, Antonio de la Torre, que hace doblete como protagonista por este filme y como secundario por "Invasor".

Finalmente, si la veteranía es un grado, Fernando Trueba tiene todas las de ganar con "El artista y la modelo", filme "afrancesado" que podría convertirse en el quinto de su carrera en alzarse con el máximo galardón del cine español.

La familia León, con tres de sus miembros nominados por el experimento de "Carmina o revienta"; Javier Bardem nominado por su documental sobre el Sáhara, "Hijos de las nubes", o el hito animado de "Las aventuras de Tadeo Jones", también aspiran a ser algunos de los protagonistas de la noche.

Pero, a veces, en los Goya no gana el cine. En 2003, cuando todo el sector se alzó en contra de la guerra de Irak, la realidad venció a la ficción y la política eclipsó al cine, una situación que ha querido evitar abiertamente el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, pero su campaña por lo apolítico ha tenido resultados contraproducentes.

El "no a la crisis", azuzado por la presencia del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, es por tanto la nube que puede aguar el carácter festivo de la noche, pues desde la Unión de Actores ya han emitido un comunicado en el que consideran que la entrega de premios tendrá que hacerse eco "de lo que sucede".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es