8 de diciembre de 2021, 5:34:07
Opinión


El "Big Bang" del periodismo

Joaquín Vila


El periodismo ya le ha ganado la batalla a sus dos grandes contendientes: la censura y el tiempo. Los ha engullido como un agujero negro al colarse por la invisible e infinita red de Internet. Brinca desde los satélites con toda su potencia, con toda su carga de libertad e inmediatez. Porque aquí cabe todo y en directo, al instante, sin barreras: la imagen del acontecimiento, las voces de los protagonistas que mueven el mundo, las crónicas todavía calientes, las opiniones más independientes, el análisis de los hechos.
Stephen Hawking descubrió que la densidad infinita de todo el Universo cabía en una cáscara de nuez en el instante antes de la gran explosión, antes de que la vida se expandiera por el espacio camuflada en el fuego de las estrellas. Hoy, 14.000 millones de años después, vivimos el "Big bang" del periodismo: las galaxias de letras e imágenes recopiladas a lo largo de la Historia hasta las escritas hace un segundo adelgazan como si fueran humo y viajan a velocidad de vértigo por la malla de Internet para llegar a su meta.
La libertad de expresión llega imparable a todos los rincones de nuestro planeta. Y así, con la Historia en el retrovisor y el futuro por delante, salta hoy a la red este periódico que nace con la misión de cumplir la primera regla del periodismo: los hechos son sagrados y las opiniones libres. Pero ahora, a velocidad de vértigo y sin obstáculos. Toda la información del mundo, y para todo el mundo, cabe en una cáscara de nuez, o en una pantalla de ordenador.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es