27 de mayo de 2020, 8:27:48
Cultura

JORNADA EGO


Llega el turno de las nuevas promesas de la pasarela en la Madrid Fashion Week


La última jornada de la Madrid Fashion Week, Ego, muestra este viernes las propuestas para la próxima temporada Otoño-Invierno de los diseñadores más jóvenes.


Eugenio Loarce dibuja un otoño en blanco y rojo
Eugenio Loarce lo tiene muy claro, el próximo otoño-invierno vendrá marcado por un binomio: blanco y rojo, una combinación que tradicionalmente parece reservada para la época primaveral pero que encuentra su hueco en estas estaciones gracias a este joven diseñador.

Solos o acompañados por negro, estos tonos han servido para teñir vestidos ultra femeninos y conjuntos inspirados en la sastrería más tradicional. Además, los amplios volúmenes también han ocupado un lugar muy especial dentro de la colección.

La dualidad de los materiales ha sido otro de los elementos destacados de la presentación. Sedas, gasas y rasos se han mezclado con tweeds y tafetas dando lugar a un experimento de contrastes bastante acertado.

Además, muchas de las prendas se han adornado con corazones y flores, en referencia al leit motiv de la colección: las mujeres y su gran capacidad y entrega en las relaciones amorosas.

Mención especial requieren los complementos, maravillosos sombreros de ala ancha y stilletos con tacón de infarto y caña alta que servían para ofrecer el contrapunto a la feminidad aportada por los vestidos.

Juego de volúmenes con Pablo Erroz
Por su parte, Pablo Erroz ha encontrado la fuerza inspiradora en 'El Príncipe' de Maquiavelo, obra que le ha hecho apostar todo al negro en deliciosos vestidos y complicados conjuntos de neopreno.

Ese material le ha permitido realizar un gran juego de volúmenes que no ha terminado por convencer al público. Sin embargo, Erroz ha dado en el clavo con la creación de románticos y vaporosos vestidos de seda. Esas prendas, de formas suaves y volátiles, han aportado el toque necesario para asegurar el futuro de este diseñador.

También han sido muy acertadas las estampaciones vintage en puntos estratégicos de chaquetas y pantalones o el uso de pieles, que se han convertido en un material recurrente en gran parte de las colecciones presentadas durante esta edición de MBFWM.

Pero para Pablo Erroz no todo es negro en el próximo otoño, también ha encontrado lugar dentro de su paleta cromática para los rojos y marrones, que se han convertido en el color protagonista de la línea masculina de la colección.

Costura urbana con aire húngaro, claves de Heridadegato
La primera colección de Heridadegato tiene por nombre H sök, inspirado en los héroes húngaros resurge de las de cenizas, de prendas y modas olvidadas y les da una segunda oportunidad viendo belleza en lo que otros considerarían basto, Heridadegato encuentra la delicadeza en lo vulgar.

Las prendas se acercan a la moda alejándose de las tendencias, buscan diálogo y entendimiento con el espectador desde la honestidad de los patrones trabajados. El resultado de ello son piezas cuidadosamente buscadas en un proceso de creación que va de la espontaneidad a la elaboración extrema.

La colección, para hombre y para mujer, resume de alguna forma los intereses de los jóvenes diseñadores. Las prendas toman prestadas influencias del patronaje japonés que se decanta por mínimas costuras y líneas muy limpias. También toman como referencia el modelaje clásico sobre el cuerpo, lo que les ayuda a producir volúmenes que se escapan de lo regular.

Las piezas de la colección están fabricadas con retales que llevan tiempo coleccionando y guardando y esto las hace única e irrepetibles. Les añaden valor los acabados, tratados y las fornituras totalmente manuales y artesanales.

El calzado ha sido cedido por Birkenstock y se debe al interés de María y Jacobo por la marca alemana, su sistema de producción y su diseño, primitivo, muy rural, pero a la vez confeccionado con materiales punteros y un aire muy actual.

Howl propone prendas suaves y acolchadas
El otoño llega cálido y frío, antagónico, para introducirse en el gélido invierno. Los ciclos estacionales confunden su ritmo por el cambio climático al igual que las crisis económicas azotan delicadas estructuras sociales.

'We are the woods' es la nueva colección de Howl, estas prendas reclaman delicadeza natural y el abrigo del bosque. La colección propone un refugio de calidez y una opción radical por lo delicado, lo suave, lo cálido y lo ecológico.

Las piezas miran como referente el cielo azul de invierno, la piel, el musgo, el bosque* Maria Glük propone nuevas texturas esponjosas y espumadas, tejidos suaves, trenzados y acolchados con referencias al quilt; y a su vez formas y volúmenes de carácter minimal con cuidados detalles.

'We are the woods' nos devuelve al bosque donde encontrar refugio, prendas que fusionan estructuras y delicadas sedas. Se reclama el espacio de la pausa como método, del silencio como sonido. Finalmente todo estalla en colores como el plumaje de abejaruco.

Inspiración mística en la nueva colección de Valdnad
'Folie a Plusieurs' es la nueva colección de Valdnad, supone una reflexión sobre los mitos modernos como las leyendas urbanas o las supersticiones y nuestra facilidad en creer estas cosas. La colección mira a la historia, la alta costura y la sastrería para crear unas prendas marcadas por la atención al detalle y el trabajo artesano, sobre todo a través de bordados inspirados en la alquimia y la mística medieval que "invaden" prendas de paño y el clásico tergal.

Todos los estilismos beben del cine de terror de serie B de los años 60.

Para la noche, los vestidos largos con tejidos con brillos metálicos e iridiscentes y sedas que encuentran inspiración en el arte romántico y su mirada al Medievo. La colección se completa con algunos guiños a la obra de Goya y sus conocidos "Caprichos".

Mujeres ejecutivas con aires sensuales por Manémané
La colección Otoño-Invierno 13-14 de Manémané está inspirada en la indumentaria tradicional campesina de mujeres de diferentes lugares del mundo como España, América del Sur o África. A pesar de ello, las prendas están diseñadas para el día a día de la mujer.

Cuellos camiseros para la parte superior y faldas para la parte inferior. Las prendas de ropa superpuestas unas sobre otras son la clave de esta colección, ellas dejan entrever detalles que pudieran pasar inadvertidos.

Todos los detalles se han juntado para construir una colección ponible y juvenil con siluetas muy masculinas que mantienen una feminidad siempre contenida.

En el desfile se hace protagonista el azul combinado con el negro, el rojo es el encargado de poner la nota de color en las prendas diseñadas para working girls llenas de sensualidad.

Las modelos lucen un look desenfadado con ojos sombreados y peinados recogidos.



Capricho, belleza y deseo en la nueva colección de Pol para Ego
Basado en la teoría de que el arte existe por el beneficio y exclusividad de su belleza, poniendo esta por encima de la moral; el esteticismo es la teoría que mueve esta colección. Sin perder la coherencia y el hilo conductor, las prendas se van sucediendo adquiriendo detalles propios, que las hacen únicas y tienen como finalidad la belleza.

La colección elige el caleidoscopio como objeto embajador de esta teoría. Un objeto cuyo único fin es lo estético, el deleite de la vista y las interpretaciones que la persona haga de sus imágenes. El diseño expresado con detalles muy minuciosos y perfeccionistas, va desarrollándose a través de tejidos muy ricos y coloridos fuertes, contrastados con una gama totalmente desaturada de blancos, grises y negros.

El contraste de materiales también es uno de los motores de la colección. La sutileza de la organza y la gasa se mezcla con la caída de tejidos con más cuerpo como lana, sarga y terciopelos, dando más peso a ciertas partes de las prendas.

Aunque sin duda el protagonista de esta colección es un patronaje limpio, detallista y perfeccionista que permite crear formas libres decoradas con estampados, aplicaciones y pliegues.

Esta es sin duda una colección que expresa un sentimiento que enfrenta a la moda utilitarista y plantea la necesidad real de crear constantemente nuevas tendencias.

Bloques de color en el desfile de Pepa Salazar
Pepa Salazar ha abierto la quinta jornada de Mercedes Benz Fashion Week con una amplia gama de diseños concebidos a partir de una modelo virtual. S, M, L, XL es el título de esta colección diseñada a partir de modelos que no tienen límites y están desprovistas de lo accesorio. Para el empleo de esta técnica ha contado con la colaboración de Marina Couso.

Los materiales empleados en sus diseños se fundamentan en paño de lana, lanas filtradas y pieles metalizadas que contrastan con tejidos plásticos como el vinilo, poliéster o spandex. Los colores que marcan empleados en su nueva colección son los fríos, que se asientan sobre una gama de azules, negros y blancos crudos. La nota de color la pone el amarillo.

Las prendas podrían parecer de tallas equivocadas, en realidad representan bloques de color con una forma determinada. Esta es su primera colección seleccionada para EGO y con ella ha conseguido no dejar indiferente a nadie.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es