19 de noviembre de 2019, 13:59:37
Opinion


Caso Noos: Diego Torres apunta a Zarzuela



La declaración ayer en los juzgados de Palma de Iñaki Urdangarín generó una gran expectación, que irá a más según se vayan conociendo nuevos detalles del caso. Un caso que viene marcado por los correos filtrados por Diego Torres, y que constituyen una de las principales evidencias hasta la fecha. La defensa de Urdangarín parece haber variado su estrategia y ahora impugna su validez, aunque no parece que sus argumentos sean muy contundentes.

En cualquier caso, y aunque alguno de dichos correos hubiera sido alterado, el resto ahí están, y son sumamente reveladores de lo inapropiada que ha sido la conducta del Duque de Palma durante todos estos años. Lo malo, además, no es la conducta en sí misma, sino las derivaciones que conlleva, como que ahora todas las miradas se dirijan a la Corona. De hecho, el juez Castro ha solicitado el libro de visitas de Zarzuela para comprobar si es verdad que Iñaki Urdangarín se reunió en palacio con Rita Barberá y Francisco Camps. De ser cierto, estaríamos ante un matiz que aporta aún más gravedad al caso, por cuanto se habrían utilizado las dependencias oficiales de Casa Real para llevar a cabo actuaciones claramente irregulares.

Por ora parte, la enorme -y comprensible- repercusión que ha originado la imputación de Iñaki Urdangarín no puede distraer de la actuación de su ex socio, Diego Torres. Al Duque de Palma había que exigirle un plus de ejemplaridad por mor de su cargo; ejemplaridad que ha brillado por su ausencia. Pero no es menos cierto que el comportamiento de Diego Torres ha sido igualmente reprobable aprovechándose de los contactos de Urdangarín entonces y ahora que se ve acorralado, filtrándolo todo como si él estuviese al margen de lo que se detalla en los correos. Por eso están los dos ante el juez.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es