15 de diciembre de 2019, 18:13:18
Deportes

el abismo de beneficios entre las dos competiciones


Los millonarios de la 'Champions' y la clase media de la 'Europa League': el premio de jugar en Europa


Esta semana, los representantes españoles en la Liga de Campeones y la Liga Europa se juegan el pase a la siguiente ronda. Muchos de ellos no sólo se jugarán el prestigio deportivo sino que también lucharán por unos beneficios que les harán salvar la temporada en el ámbito económico.


Conseguir la clasificación para una competición Europea es el sueño de todos los equipos. El acceso a disputar la Liga de Campeones o la Liga Europa supone una entrada de dinero que nada tiene que ver con lo que se cobra en España sólo por derechos de televisión o por acabar en un buen puesto liguero, salvo las excepciones de Real Madrid y Barcelona.

Esta semana, Real Madrid y Valencia se juegan el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones mientras que en quince días será el turno de Málaga y Barcelona. El empate a uno del equipo de Mourinho es el mejor resultado de los cuatro equipos, por lo que la presencia de representantes españoles en la máxima competición continental está en juego. En la Liga Europa, el Levante es el único equipo español en octavos tras la eliminación del Atlético a manos del que será su rival este jueves: el Rubin Kazan.

Seguir adelante no sólo es una cuestión de prestigio deportivo. Cada ronda superada supone también un alivio para los presupuestos de los equipos. Eso sí, clasificarse para la Liga de Campeones o para la Liga Europa supone acceder a dos mundos con un abismo de distancia en los premios.

La UEFA ha estimado para la temporada 2012/2013 unos ingresos de 1340 millones de euros a través de la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa. Para la Liga Europa, la estimación cae a los 225 millones. De todo ese dinero, procedente de los derechos de televisión y contratos comerciales, el 82 por ciento se repartirá entre los clubes mientras que el resto cubrirá los costes de organización y administrativos de la UEFA y el reparto solidario a asociaciones, clubes y ligas.

A pesar de las diferencias, el impacto económico para un club se puede ver reflejado en el caso del Levante. El equipo valenciano, que jugará este jueves la ida de los octavos de final de la Liga Europa ante el Rubin Kazan, lleva ganados 2,85 millones de euros.

Por pasar a cuartos, el premio sería de 450.000 euros, a los que habría que sumar 1 millón por ser semifinalista y 5 millones por ser campeón (la mitad en caso de perder). Así pues, el Levante estaría en posición de ganar hasta un máximo de 9,3 millones de euros.

Pero el premio gordo para un equipo de fútbol está en la clasificación para la Liga de Campeones. Sólo por participar en la fase grupos, cada equipo ganará 8,6 millones de euros, poco menos de lo que podría conquistar un ganador invicto de la Liga Europa.

Durante la liguilla, la victoria se pagó a 1 millón de euros mientras que el empate significó la mitad de ganancias. Una derrota en Europa no sólo cuesta tres puntos en la clasificación sino un golpe al presupuesto.

Los 16 equipos que han logrado pasar a los octavos de final han recibido 3,5 millones de euros. Pasar a cuartos implicaría ganar 3,9, convertirse en unos de los cuatro mejores equipos del continente equivale a 4,9 millones y levantar “la orejona” 10,5 millones (6,3 para el subcampeón).

De los cuatro equipos españoles, de momento Málaga (3 victorias y 3 empates), Barcelona (4 victorias y 1 empate) y Valencia (4 victorias y 1 empate) llevan recaudados 16,6 millones de euros, medio millón más que el Real Madrid (3 victorias y dos empates).

Estos números reflejan exclusivamente el reparto de la UEFA. A todas estas ganancias se han de sumar los beneficios por la venta de entradas, los nuevos patrocinadores, las ventas de camisetas, la revalorización de los jugadores en plantilla... El premio de jugar en Europa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es