18 de octubre de 2019, 8:01:35
Nacional

El presidente del Gobierno insiste en fijar el déficit de 2012 en el 6,7 por ciento


Rajoy dice que se identificará a los defraudadores de la amnistía fiscal pero no al resto de beneficiados


El presidente del Gobierno se ha negado este martes ha revelar las identidades de los beneficiados por la amnistía fiscal promovida por el Ejecutiva señalando que la ley ampara a estas personas y a su confidencialidad.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy a la ley tributaria para no divulgar las personas acogidas a la amnistía fiscal, pero ha reiterado que estudia un cambio normativo para informar de los principales incumplidores con Hacienda aunque se trata de una cuestión "delicada".

Rajoy se ha expresado así ante el pleno del Senado en contestación a una pregunta del senador de IU Jesús Enrique Iglesias sobre las intenciones del Gobierno de publicar, "sin intermediación de los jueces", la lista de las personas físicas o jurídicas que se han acogido a esa amnistía.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que él, como presidente del Gobierno, debe ser especialmente cuidadoso en el cumplimiento de la ley, que ha dicho que está en vigor desde hace más de treinta años y que ha explicado que garantiza que los datos, informes o antecedentes obtenidos por Hacienda en el desempeño de sus funciones son reservados.

La propia ley precisa que sólo se podrán utilizar para la efectiva aplicación de los tributos o recursos cuya gestión tenga encomendada e incluye la excepción de colaborar con la Justicia en la investigación o persecución de delitos, como ha explicado que está sucediendo en la actualidad.

Estos preceptos ha recalcado Rajoy que se aplican a todas las actuaciones de Hacienda, incluidos los procesos de regularización tributaria, que ha recordado que no son nuevos en España ni en otros países.

Pero al mismo tiempo, ha recordado que el Gobierno, consciente de la importancia de la comunicación de los infractores tributarios para luchar contra el fraude, está pensando en una modificación de la ley para que los incumplimientos más relevantes con Hacienda sean públicos, aunque ha dicho que esto no se puede hacer "alegremente". "Es una cuestión delicada y la estamos estudiando en profundidad", ha señalado antes de precisar que siempre se respetaría el derecho de tutela de los obligados tributarios afectados.

Ya el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, había anunciado meses atrás que el Gobierno estudia cambios legales para poder hacer pública una lista con los "mayores defraudadores o morosos" al fisco, independientemente de la posición social o económica que tengan. Rajoy ha dicho que la regularización que ha hecho el Gobierno ha sido "extraordinaria, excepcional y limitada en el tiempo".

Además, ha destacado una serie de diferencias entre esta regularización y otras anteriores, como que en la actual deben identificarse los titulares de los bienes y derechos regularizados, y el personal de la inspección de tributos tiene acceso a esa información. Asimismo, ha explicado que la amnistía ni limpia, ni borra, ni encubre delitos cometidos.

Entre otros argumentos, ha subrayado igualmente que la renta aflorada tributa con un gravamen del 10 por ciento cuando en las anteriores regularizaciones el gravamen de tributación era el cero.

El presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que la decisión del Ejecutivo es compatible con la ley de prevención del blanqueo de capitales y ha recordado algunos datos de la regularización.

Ha citado que los ingresos para las arcas públicas han superado los mil millones de euros, ha habido 31.529 declaraciones, el 98 por ciento de ellas correspondientes a personas físicas, y ha aflorado patrimonio por valor de 40.000 millones de euros.

El senador de IU ha señalado que la regularización fiscal que ha llevado a cabo el Ejecutivo tiene todos los indicios de haberse convertido en "una gigantesca lavadora de blanqueo de capitales" y ha pedido a Rajoy una reforma de la ley.

A juicio de Jesús Enrique Iglesias, la amnistía fiscal no ha sido un buen mensaje para "la inmensa mayoría de la sociedad" que cumple con Hacienda, máxime en un momento de crisis de proliferación de casos de corrupción, y no ha dado los frutos que pretendía el Gobierno.

Iglesias ha acusado al Gobierno de pasar al derecho fiscal "el dogma de la Inmaculada Concepción" al haber dejado impunes a los defraudadores.

En esa línea, ha recordado que no hay proceso judicial importante contra la corrupción en el que los jueces no estén pidiendo a la Agencia Tributaria la relación de personas acogidas a la amnistía, y ha citado en concreto los casos Gürtel, Bárcenas o Nóos.

"Cambien la ley, que podría ser por real decreto y podría tener efectos retroactivos, para que la sociedad conozca quienes no pagaron impuestos", ha pedido a Rajoy el senador de IU, quien ha avanzado su intención de, en caso contrato, intentar promover una comisión de investigación parlamentaria.

Rajoy defiende 'su' déficit
Además, el jefe del Ejecutivo ha defendido hoy que "ha cumplido los deberes" en materia de déficit público, al reducirlo al 6,74 % del PIB en 2012, y ha recordado que así lo han reconocido algunas de las principales agencias de calificación internacionales.

Durante la sesión de control en el Senado, el presidente ha recordado que a esa cifra se añaden otros 3,25 puntos porcentuales de déficit generado por las ayudas al saneamiento del sector financiero, si bien ha subrayado que esta parte no computa dentro del proceso de corrección del déficit excesivo.

Rajoy ha defendido que frente a las proyecciones de la Comisión Europea (CE) -que pronosticó un déficit de entorno al 7 % del PIB (10,2 % con las ayudas a la banca)-, los datos presentados por el Gobierno "no son una previsión", sino las cifras de la Intervención General de Estado.

El presidente ha afirmado que el dato de 2012 implica que el déficit se ha reducido en más de dos puntos del PIB, equivalentes a 24.500 millones de euros que no ha sido necesario pedir prestados, con el consiguiente ahorro de los gastos en intereses.

Ha sido en respuesta a la pregunta del portavoz del grupo socialista en el Senado, Marcelino Iglesias, quien le ha pedido explicaciones por las discrepancias existentes entre la proyección de Bruselas y los datos del Gobierno.

Iglesias ha dado por bueno el dato de la CE que eleva al 10,2 % el déficit público en 2012 y ha destacado que es ocho décimas superior al registrado en 2011, al tiempo que ha asegurado que por mucho que "cantinflee" el Gobierno ese dato es la "demostración evidente del fracaso más estrepitoso" de la política económica" del Ejecutivo del PP.

"Arreglar algunas cosas que le dejan a uno no crea usted que es fácil y menos se pueden hacer en media hora", ha replicado Rajoy a Iglesias, a quien le ha explicado que el déficit adicional imputable a las ayudas a la banca obedece a "circunstancias especiales" que se producen "de una sola vez".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es