2 de marzo de 2021, 9:22:58
Cultura

La Fundación Arte y Mecenazgo aboga por una ley de mecenazgo que revise las medidas tributarias


¿Qué medidas serían necesarias para revitalizar el mercado del arte español?


Ante la reducción del presupuesto público destinado a la conservación y difusión del patrimonio cultural, cada vez son más las voces que claman por una nueva ley de mecenazgo que abra paso a la colaboración de la participación privada en esta tarea. La Fundación Arte y Mecenazgo ha sido la última en sumarse a esta petición a través de un informe en el que expone las claves para abordar esta nueva normativa en el ámbito del mercado del arte.


En 2011, el mercado del arte español registró unas ventas totales ligeramente por debajo de 300 millones de euros, lo que representa el 0,6% del mercado del arte mundial y algo menos del 2% del mercado de la Unión Europea. Son datos incluidos en un informe elaborado por la Fundacion Arte y Mecenazgo, que acaba de presentar una propuesta para promover que la ley de mecenazgo sea aprobada como revulsivo a la crisis y a la actual situación de controversia por la que atraviesa el mercado del arte español.

El hecho de que cuestiones culturales como la conservación o difusión del patrimonio hayan quedado relegadas de los presupuestos de las administraciones públicas ha avivado el debate sobre la necesidad de revisar la ley de mecenazgo con idea de facilitar la colaboración de la participación privada en esta tarea.

Los expertos reunidos por la Fundación Arte y Mecenazgo, que han colaborado en la elaboración de un informe al respecto publicado esta semana, abogan por un nuevo marco jurídico “que reconozca la enorme importancia de la participación de la sociedad en la generación, conservación y difusión del patrimonio histórico artístico y, al mismo tiempo, la impulse”.


La razón de esta petición es clara: “Ante la actual coyuntura, caracterizada por la débil capacidad financiera de las administraciones públicas para acometer directamente medidas tendentes a la protección y promoción de nuestro patrimonio cultural y artístico, el cumplimiento de este deber constitucional pasa necesariamente por el apoyo a quienes, a título particular, emprendan iniciativas de mecenazgo; un apoyo que puede manifestarse a través de incentivos fiscales”.

El informe de la Fundación Arte y Mecenazgo señala los siguientes objetivos a alcanzar: facilitar el acceso de los creadores a los mercados, potenciar los intercambios, incrementar la seguridad jurídica y facilitar el acceso público al patrimonio cultural en manos privadas.

Pero, ¿qué medidas convendría adoptar?
- La mejora de la situación tributaria de los artistas para impedir "que el sistema impositivo agrave el efecto de la irregularidad de sus ingresos y se facilita que sus obras accedan al mercado de forma regular”.

- Que los artistas no residentes que se establezcan en España se acojan al régimen de los denominados “impatriados”, que permite “aplicar unos tipos de gravamen muy atractivos para artistas con rentas elevadas, es decir, aquellos que ya han recibido el reconocimiento del mercado”.

- Que los artistas no residentes que comercialicen su obra en España vean reducido “el porcentaje de retención en la fuente al 15 por ciento, salvo que les sea de aplicación un convenio”.

- Que a los intermediarios se les establezca “una deducción en cuota del 25 por ciento de los gastos incurridos por la participación en ferias de arte nacionales e internacionales y una deducción en cuota del 20 por ciento aplicable a determinados gastos e inversiones realizadas en la promoción de la obra de artistas plásticos”.



- En cuanto a los titulares o los adquirientes de las obras de arte, el informe plantea que se incrementen los incentivos fiscales “a la importación y a la inversión en bienes del Patrimonio Histórico y Cultural y en su conservación y mantenimiento”. En este sentido, “se aumentaría el tipo de deducción del 15 por ciento al 30 por ciento, tanto en el IRPF como en el Impuesto sobre Sociedades”.

- Introducción de una nueva deducción en el IRPF del 10 por ciento del valor de los bienes que se adquieran “a título oneroso” con el requisito de que se acredite "mediante la correspondiente factura”.

- Establecer un mecanismo para evitar la inseguridad jurídica “que afecta a todos los propietarios de bienes culturales que no cuentan con documentación acreditativa de su adquisición”. Para estos casos, cabría introducir la posibilidad de que el contribuyente del IRPF “compute como ganancia patrimonial el 50 por ciento del valor de transmisión”.

- Actualizar los valores que determinan los distintos tipos de bienes “deben ser comunicados a la Administración para su inscripción en el Inventario General”.

- Modificar la regulación de la reducción en la base imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones con idea de “promover la figura de la colección familiar como conjunto de obras de arte titularidad de una o varias personas pertenecientes a un grupo familiar que goza de un tratamiento fiscal favorable en la medida en que se mantenga unido y se nutra a lo largo de las generaciones”.

- Actualización de la definición de obra de arte a efectos de la normativa del IVA.

- Reintroducción del tipo reducido aplicable no sólo a las transmisiones de obra realizadas por el propio autor, sino también a las comisiones percibidas por la mediación de profesionales acreditados.

- Exención a la importación de obras de arte, de la segunda y ulteriores transmisiones y de aquellas sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es