6 de diciembre de 2019, 3:21:28
América

Elecciones en Venezuela


Barinas, la tierra natal de Chávez, se vuelca con Capriles


Por primera vez en 14 años un líder de la oposición venezolana pisa Barinas, la tierra natal del fallecido presidente Hugo Chávez y bastión del "socialismo bolivariano". Centenares de personas salieron a la calle a recibir a Henrique Capriles, que junto a el gobernante encargado, Nicolás Maduro, llevan a cabo una frenética campaña electoral para hacerse con la presidencia del país este 14 de abril.


El aspirante presidencial de la oposición de Venezuela, Henrique Capriles, rechazó que vaya a retirar su candidatura y predijo en la tierra natal del fallecido Hugo Chávez que el 14 de abril le ganará los comicios al candidato oficialista, Nicolás Maduro, con votos de los chavistas.

"Te voy a derrotar no solo con los votos de este pueblo sino con los votos de tu propio partido", le dijo Capriles a Maduro en un discurso en Barinas, en el occidente de Venezuela, donde hizo una demostración de fuerza al ser aupado por centenares de manifestantes en el segundo día de la breve campaña electoral.

Capriles, de 40 años, y Maduro, de 50 años, aspiran a ganar dentro de 11 días las elecciones de las que saldrá el hombre que culminará en 2019 el mandato presidencial que el 10 de enero inició Chávez, fallecido el 5 de marzo pasado.

PIE DE FOTO


El abanderado opositor descartó de plano que fuera cierto el anuncio de Maduro, presidente encargado de Venezuela desde la muerte de Chávez, de que se apresta a retirar su candidatura y que ya tiene "listas las maletas" para abandonar el país.

"El que tiene que ir preparando la maleta, porque anda en casa prestada, es ese candidato derrotado ya por la fuerza del pueblo", ya que "el 15 de abril me voy pa' Miraflores", remarcó Capriles en alusión al palacio presidencial.

El abanderado opositor destacó que una multitud se volcara apoyar a su candidatura en el estado natal de Chávez, un día después de que Maduro dijera en Barinas que estimaba que ganar con los votos de más de 10 de los casi 19 millones de venezolanos convocados a las urnas.

Capriles no calculó el número de personas que secundó en Barinas la manifestación electoral opositora, pero subrayó que "han colmado las calles sin suspender las clases ni obligar a marchar a los funcionarios" estatales como sostuvo que ocurrió este martes con la manifestación electoral de Maduro.

Maduro "no emociona a nadie", porque se ha convertido en una "mala imitación" de Chávez, quien sí fue un líder, pero "el liderazgo no se hereda", remató el candidato opositor.

PIE DE FOTO


Sabotaje electoral en el ambiente

Sin embargo la polémica está servida dentro de unas elecciones cargadas de tensión y de temores de fraude. La oposición venezolana aseguró este miércoles que ha detectado que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tiene la capacidad de sabotear el funcionamiento de 45.000 de las 53.260 máquinas de votación que se usarán en las presidenciales del próximo 14 de abril.

"El daño que se puede hacer es pequeño", ya que lo detectado se limita a que un técnico del PSUV conocía la clave de uno de los tres tipos de máquina de votación, pero "lo grave es la significación, lo que ello implica", dijo en una rueda de prensa Ramón Aveledo, del equipo de campaña del candidato opositor, Henrique Capriles.

"No queremos alarmar a los venezolanos", ya que lo detectado entraña "un riesgo limitado, aislado", de inutilizar máquinas, destacó Aveledo, al descartar que con el hipotético uso indebido de la clave se pueda, además, alterar el resultado electoral.

La denuncia "no tiene nada que ver con el voto", repitió Aveledo y reveló que hoy mismo fue formalizada la denuncia ante la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, quien, según dijo, se habría comprometido a analizar el asunto.

El CNE "transmitiría mucha confianza" si cambia las claves de ese tipo de máquinas y si, además, sanciona "al funcionario responsable directo y no subalterno" que proporcionó la clave a un técnico del PSUV, quien la activó el pasado sábado en presencia de los técnicos de los partidos de oposición, durante una auditoría electoral, detalló Aveledo.

El dirigente opositor descartó que la denuncia forme parte de un supuesto plan que remataría con la retirada de la candidatura de Capriles. "Estamos comprometidos con la vía electoral (...); es este el camino y de él no nos sacarán ni con empujones", subrayó Aveledo.

Capriles tildó además de "muy grave" la denuncia de Aveledo, e insistió en que la clave proporcionada solo sirve "para aprender o apagar las máquinas" y "no para torcer la voluntad del pueblo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es