15 de mayo de 2021, 0:38:50
Mundo

Los jueces podrán ser elegidos por voto popular


La polémica reforma judicial de Cristina Fernández une a la oposición


La polémica reforma judicial que impulsa la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, con el fin de "democratizar" el sistema Judicial, la oposición ha hecho un frente común para denunciar que la iniciativa "prepara el terreno para la impunidad".


La debilitada oposición argentina hizo frente común contra la reforma judicial impulsada por el Gobierno de Cristina Fernández y presentó este jueves un documento en el que denunció que la iniciativa "prepara el terreno para la impunidad".

"Detrás del título meramente retórico de 'democratizar la justicia' se esconde un intento de suprimir la independencia de los jueces", señala el documento titulado "Declaración de la oposición unida sobre la politización de la Justicia".

"Esta reforma no es para que haya una Justicia mejor, rápida y cercana a la gente, sino para ocuparla con jueces adeptos al Gobierno y preparar el terreno para la impunidad", agrega el texto.

La presidenta volvió a defender la propuesta, durante un acto público tras dos días de reposo médico por una disfonía. "Es tan necesaria una reforma de la justicia para que se garantice verdaderamente los derechos de todos los ciudadanos, y no de todos aquellos que tienen presión de lobby, o que tienen la plata para contratar un buen estudio de abogados", sostuvo.

La reforma, que pasó esta semana con éxito su primer trámite parlamentario, sin la participación de la oposición, prevé, entre otras medidas, ampliar de 13 a 19 los miembros del Consejo de la Magistratura, el órgano de designación y remoción de jueces en Argentina, y que los nuevos integrantes sean elegidos por voto popular.

Varios colegios de abogados del país pidieron a los legisladores que les convoquen para opinar sobre la reforma y anunciaron que prepararán demandas de inconstitucionalidad si los proyectos del Gobierno se aprueban finalmente en los términos originales.

Cristina Fernández justificó la necesidad de la reforma, que se completa con otros proyectos, en la supuesta necesidad de "democratizar" al Poder Judicial, que ha sido blanco de las críticas de la mandataria en los últimos meses.

Los principales partidos de oposición, la Unión Cívica Radical (UCR) y el Frente Amplio Progresista (FAP), resolvieron no acudir al debate de comisiones ante la negativa del oficialismo a introducir modificaciones al proyecto.

La carta del papa Francisco

Con relación a la polémica ley, se desveló que el papa Francisco sostuvo en una carta enviada al presidente de la Corte Suprema de Argentina que cuando la justicia llega tarde o no llega "se engendra mucho dolor y sufrimiento, la dignidad humana queda lastimada y el derecho postergado".

En la misiva, escrita el pasado 23 de marzo pero cuyo contenido fue difundido esta semana por el Centro Información Judicial, el sumo pontífice sostiene que "administrar justicia es una de las más insignes tareas que el hombre puede ejercer".

"Ciertamente no es fácil y a menudo no faltan dificultades, riesgos o tentaciones. Sin embargo, no se puede perder el ánimo", asegura Francisco en su mensaje escrito en respuesta a otro enviado por el titular del Supremo argentino, Ricardo Lorenzetti.

Francisco pidió recordar a quienes trabajan en el Poder Judicial "los bellos ideales de ecuanimidad, imparcialidad y nobles miras que caracterizaron a los grandes magistrados que han pasado a la historia de la humanidad por la rectitud de su conciencia, los conspicuos valores que los distinguían y de irreprochabilidad con que llevaron a cabo su servicio al pueblo".

Un servicio que, señaló el papa, "va unido a la búsqueda continua de dar en todo momento a cada uno lo que es debido", que supone "respetar el orden, derrotar el mal y tutelar la verdad" y que requiere en quienes lo prestan tener virtudes como "grandeza de espíritu, prudencia, sabiduría, integridad y fortaleza".

"Se requiere asimismo diligencia y abnegación en el desempeño de las propias obligaciones pues cuando la justicia llega tarde o no llega se engendra mucho dolor y sufrimiento, la dignidad humana queda lastimada y el derecho postergado", advirtió Francisco.

La misiva del papa se da a conocer luego de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunciara este lunes el envío al Parlamento de tres proyectos para reformar el sistema judicial, poder que ha sido blanco de las críticas de la mandataria en los últimos meses.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es