17 de octubre de 2021, 13:51:53
Opinión


La comunicación de Cristóbal Montoro



El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguraba ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que “no habrá nuevas subidas de impuestos”. Dicha afirmación ya fue hecha en plena campaña electoral, cuando Mariano Rajoy aseguró que no subiría el IVA y luego tuvo que desdecirse. Tanta seguridad transmitía entonces el Presidente del Gobierno como ayer su ministro de Hacienda y nada induce a pensar que dentro de poco Montoso no tenga que rectificar nuevamente. Más que nada, porque las dificultades económicas de España siguen siendo considerables, y una de las recetas más recurrentes es precisamente aumentar los tipos reducidos de IVA.

Bruselas ya ha amenazado con sanciones -que podrían llegar a los mil millones de euros- si la situación no mejora. Así las cosas, parece algo aventurado que Montoro se muestre tan rotundo a la hora de negar unos ajustes que muy posiblemente se vea obligado a acometer antes de lo que piensa. En cualquier caso, ni son prudentes sus palabras de ayer ni mucho menos lo fueron en absoluto aquellas en las que amenazó con tener en su poder datos fiscales comprometedores de empresarios, periodistas y personajes públicos de cierto relieve. El que un miembro del Gobierno siquiera insinúe que está utilizando política y sesgadamente los recursos y las informaciones que pone a su alcance la Administración es de todo punto intolerable.

Quien tiene la obligación de velar por que los ciudadanos cumplan con el fisco es el cuerpo de inspectores de hacienda, y no el señor Montoro. Jactarse de manejar dicha información es tan pretencioso como inapropiado. Más le valdría pulir un poco más su política de comunicación y no dedicarse a hacer juegos florares de amenazas vacuas y promesas cuyo cumplimento no está en su mano.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es