27 de mayo de 2020, 10:41:48
Cultura

¿cuál es la situación del realismo español?


Ismael Fuentes: "Se admira el trabajo que hacemos, pero se recompensa poco"


Los Ayuntamientos de Bocairent o Torrente, en Valencia, cuentan en sus fondos con obras de Ismael Fuentes, al igual que el Fondo artístico de la Universidad Politécnica de Valencia, el Museo Europeo de Arte Moderno de Barcelona o el Real Patronato del Alcázar de Segovia. En 2003, ESTEMA, en Valencia, organizó su primera exposición individual titulada Ismael Fuentes. Obra reciente y entre sus últimas muestras colectivas figura la La presencia y la figura, que pudo visitarse en Alicante. En 2011 fue seleccionado para participar en el VI Concurso de Pintura Figurativa de la Fundació de les Arts i els Artistes.


¿En qué lugar posicionaría el realismo hecho en España en el panorama internacional? ¿Goza de interés en el extranjero?
Creo que el realismo hecho en España es de primer nivel. Actualmente confluyen grandes artistas que aportan mucho al realismo. Algunos son ya figuras internacionales, pero otros poco a poco despuntarán. Creo que es cuestión de tiempo porque en el extranjero se vigila muy de cerca el trabajo que realizamos los realistas españoles.

¿Cómo valora la acogida que tiene el realismo en España entre galeristas, coleccionistas y museos de arte contemporáneo?
Mi valoración personal es buena pero escasa, sobre todo en el caso de los dos últimos. Son pocos los coleccionistas que se han centrado en adquirir buena obra realista y los museos de arte contemporáneo son menos aún. La gran mayoría no tiene obra realista contemporánea en sus fondos y tampoco dedican exposiciones temporales a este estilo. Creo que se admira el trabajo que hacemos, pero se recompensa poco.

¿Qué considera fundamental abordar para poner en valor el realismo en España?
Sería importante redefinir el concepto e intentar abordar la pintura y la escultura realista con una mirada libre de prejuicios. A menudo se confunde el realismo con el llamado hiperrealismo o el fotorrealismo. Las instituciones deberían indagar más sobre nuestro trabajo, sobre el proceso y el porqué de nuestro lenguaje. Una vez se consiga esto, creo que podrá ser más fácil que el público entienda nuestras obras.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es