28 de enero de 2020, 10:02:43
Opinion


España Estados Unidos relaciones prioritarias



Lo mejor que puede decirse de la reunión mantenida ayer en Washington entre el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, es la buena sintonía entre dos países con intereses compartidos de primer orden. Margallo ha querido poner de relieve a Kerry que los recortes presupuestarios -que, lógicamente, también afectan a su negociado- no tiene porqué significar un menoscabo en la actuación diplomática española.

Antes al contrario, una de las prioridades de Exteriores es recuperar el terreno perdido durante la pasada legislatura, habida cuenta del poco interés mostrado por Zapatero en el plano internacional. La presencia española en Afganistán, sus relaciones con los países árabes e Hispanoamérica y las negociaciones que están llevándose a cabo entre Estados Unidos y la Unión Europea para crear un tratado de libre comercio son temas a los que la Casa Blanca otorga la importancia que merecen.

A ellos hay que añadir el papel de las bases españolas de Rota y Morón en el despliegue del escudo antimisiles, asunto éste que vuelve a dar a España un protagonismo que nunca debió perder. Además, los atentados de Boston y el desmantelamiento de células yihadistas tanto en España como el otros países evidencia la necesidad de reforzar la cooperación en materia de se seguridad. Es, en suma, un cúmulo de intereses compartidos el que hace que las relaciones entre ambas naciones deban seguir siendo tan fluidas como hasta ahora.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es