23 de septiembre de 2019, 18:33:54
América

Gira latinoamericana


Obama y Peña Nieto abren "una nueva etapa" en las relaciones entre EEUU y México


Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de México, Enrique Peña Nieto, han abogado por iniciar "una nueva etapa en las relaciones bilaterales", para ampliar la cooperación al ámbito económico, más allá de la seguridad y migración, con el fin de impulsar las oportunidades de crecimiento de la región, tanto entre sendos países como a escala regional.


Los presidentes de Estados Unidos y de México, Barack Obama, y Enrique Peña Nieto, respectivamente, han expresado su deseo de iniciar "una nueva etapa en las relaciones bilaterales" y ampliar su cooperación al ámbito económico, más allá de la seguridad y migración, temas que tradicionalmente han dominado la agenda conjunta.

"Hay dos asuntos que suelen acaparar nuestra atención: seguridad y migración. Hoy los hemos hablado a fondo", ha dicho Obama en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a Peña Nieto en Los Pinos --sede gubernamental-- tras la reunión que han mantenido este jueves.

El estadounidense ha reiterado su compromiso con asegurar la frontera común para acabar con el tráfico ilegal de personas, armas y drogas. "He puesto al presidente Peña Nieto al corriente de nuestros esfuerzos para sacar adelante la reforma migratoria", ha indicado.

En cuanto a las armas y las drogas ha señalado su disposición a reforzar la estrategia de seguridad, respetando "el enfoque del Gobierno mexicano, aunque ha subrayado que este objetivo "no está reñido" con la reducción de los niveles de violencia.

"Al tiempo que lidiamos con estos problemas urgentes, no podemos perder de vista la relación económica, que es una de las más grandes del mundo", ha apuntado. "Cuando uno prospera, lo hace también el otro", ha sostenido.

A este respecto, ha elogiado las "ambiciosas" reformas que el Gobierno de Peña Nieto ha puesto en marcha al considerar que harán que la relación económica bilateral se refuerce y sea más competitiva frente a otros mercados.

"Hemos coincidido en que la relación entre Estados Unidos y México debe ser multitemática, debe permitir que se abran nuevos espacios de colaboración con un claro objetivo: detonar el potencial de nuestros pueblos y naciones, hacer de Norteamérica más competitiva", ha dicho.

Los Ministerio de Exteriores han acordado celebrar un Diálogo Económico de Alto Nivel y un Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación para el próximo otoño, con el fin de impulsar la relaciones bilaterales en estas materias.

"Por primera vez, el Gobierno mexicano se reunirá con miembros de distintas dependencias del Gobierno estadounidense, al mas alto nivel, para que puedan dialogar y alcanzar acuerdos", ha destacado, por su parte, Peña Nieto.

Además, ha coincidido con su homólogo estadounidense en que "nuestros dos pueblos deben transitar de una simple vecindad a una comunidad plena, ya que hoy son parte de una importante integración económica de gran desarrollo".

No obstante, ha insistido en que los principales objetivos de su Gobierno son combatir el crimen organizado "en la modalidad que sea" y reducir la violencia, indicando, al igual que Obama, que no son objetivos contrapuestos.

DECLARACIÓN CONJUNTA

Obama y Peña Nieto han plasmado estos compromisos en una declaración conjunta en la que, "con un horizonte de cuatro años, han señalado la importancia de aprovechar el entusiasmo y optimismo que se derivan de una nueva etapa en la relación bilateral y han expresado su deseo de generar una cooperación aún mayor en competitividad económica, vínculos entre ambas sociedades, liderazgo regional y global y seguridad ciudadana".

En cuanto a la cooperación económica, "han coincidido en la necesidad de continuar forjando una relación económica cercana y productiva que aumente la competitividad de sus naciones, y de crear mayores oportunidades de comercio e inversión".

En un paso más, han apuntado a "la importancia del trabajo conjunto de México y Estados Unidos, junto con sus socios canadienses, para convertir a América del Norte en la región más dinámica y competitiva del mundo".

Para ello, han acordado "buscar la exitosa conclusión este año de la negociación del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, instrumento con altos estándares y disposiciones del siglo XXI que fortalecen significativamente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte".

En segundo lugar, han destacado "los amplios y profundos vínculos que existen entre los pueblos de ambos países, y la importancia de éstos para la prosperidad y cultura de ambas sociedades", que esperan que se materialice en el intercambio académico y en la reforma migratoria.

"Obama ha reiterado su compromiso con una reforma migratoria de sentido común que instituya un sistema migratorio justo y efectivo, a la altura del legado de Estados Unidos como una nación de leyes y que reconozca las extraordinarias aportaciones de los migrantes para hacer de Estados Unidos una nación fuerte y vibrante", reza el comunicado.

Los presidentes también han aludido a la necesidad de cooperar en asuntos regionales y globales, que incluyen la creación de empleos a través de un crecimiento económico sostenido, la protección de los Derechos Humanos, la equidad de género, la gobernabilidad democrática, y el cambio climático.

Por último, "han reafirmado su compromiso de actuar como socios corresponsables a través de un renovado enfoque de colaboración para la seguridad ciudadana". En concreto, Peña Nieto se ha referido "a la prevención del delito y al fortalecimiento de las instituciones y el Estado de Derecho".

"Los presidentes, además, han enfatizado la importancia de continuar actuando contra la delincuencia organizada transnacional, de mayores esfuerzos contra los flujos financieros ilegales y el tráfico de armas, y de las medidas para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es