14 de diciembre de 2019, 7:27:11
Deportes

crónica del madrid open: día 1


Guerra española por un puesto en semifinales


Duro sorteo del cuadro masculino del Mutua Madrid Open para los intereses de los españoles, que quedan emparejados en el mismo lado del cuadro salvo Verdasco. El torneo madrileño, que regresa tras una última edición protagonizada por la polémica pista azul, no se salva de las críticas en esta. Maria Sharapova calificó de "fangosa" a la superficie aunque cree que mejorará con el paso de los días. La tenista rusa, además, sorprendió a todos cuando reconoció que su sitio ideal de vacaciones tiene que tener "sol, playa y buen alcohol".


Este viernes, las pistas de la Caja Mágica han empezado a vibrar con los primeros partidos de la 13ª edición del Mutua Madrid Open. Han sido encuentros enmarcados en la fase previa del torneo femenino. Tres tenistas españolas, Teresa Torro-Flor, Garbiñe Muguruza y Sara Sorribes, aspiran a uno de los ocho puestos en el cuadro final y, de momento, todas han logrado pasar el primer corte.

Torro-Flor se impuso sobre la rumana Monica Niculescu por 6-1 y 7-5, Muguruza hizo lo propio con la estadounidense Jamie Hampton por un doble 6-3 y Sara Sorribes cerró la jornada del estadio Manolo Santana con una victoria por 7-5 y 6-3 sobre la germana Annika Beck.

El sorteo del cuadro masculino deparó una más que probable carnicería entre los jugadores españoles para poder acceder a un puesto en semifinales. Salvo Verdasco, que se enfrentará a David Goffin en primera ronda, el resto de la “armada” va por el lado opuesto del cuadro. Nadal, con su quinto puesto del ranking, se enfrentaría seguro a alguno de las cuatro primeras raquetas en un hipotético cruce de cuartos, y el azar dispuso que fuera David Ferrer la opción a considerar. El balear se estrenará ante el ganador del choque entre Benoit Paire y un jugador de la previa. Almagro, reciente finalista del Godó, se las verá también con uno de los ganadores de la previa y tiene en el horizonte de octavos a su verdugo en Barcelona.

Además, Feliciano López y David Gimeno-Traver han quedado emparejados en primera ronda y el invitado Pablo Andújar no ha tenido demasiada suerte al tener que enfrentarse a Marin Cilic. Marcel Granollers, por su parte, se las verá con Viktor Troicki. Todos ellos tienen la opción de encontrarse, tarde o temprano, con Roger Federer, que preside esa sección. El número uno del mundo, Novak Djokovic, y el escocés Andy Murray capitanean el otro lado del cuadro del Mutua Madrid Open.

Tampoco el sorteo femenino fue del todo favorable a los intereses de las españolas. Carla Suárez se enfrentará a la australiana Samantha Stosur mientras que Lourdes Domínguez cruzaría su camino con el de Serena Williams, número uno del mundo, en caso de superar la primera ronda.

Vuelta a la tierra roja
Tras una pasada edición teñida por la polémica sobre la pista azul y la posterior prohibición por parte de la ATP del uso de ese color en la tierra batida, este año la organización decidió reconstruir todas las pistas, tanto las de los estadios como las exteriores.

En ese sentido, Victoria Azarenka se pronunció a favor del cambio en rueda de prensa. “Creo que me gustan más que las del año pasado”, señaló. “La tierra es roja, así que ya veremos cómo va durante los partidos”, bromeó después. Y añadió que, tras probarse en los entrenamientos, la superficie “está en buenas condiciones”.

Algo más crítica se mostró Maria Sharapova, que llega a Madrid con la posibilidad de alcanzar el número uno. “Lo del año pasado fue un experimento muy esperanzador pero que no salió bien ni para el torneo ni para los jugadores”, comentó la rusa. “Creo que todo el mundo aprendió la lección y ahora todo ha vuelto a la normalidad”, argumentó. Sin embargo, añadió que las nuevas pistas “se sienten frías y fangosas, pareciendo algo gruesas, imagino que con el tiempo irán siendo cada vez más rápidas”.

Como anécdota, a lo largo del día algunas de las tenistas confesaron su mayor miedo tras someterse al micrófono de Ángel García, periodista de SetBall Radio, emisora oficial del torneo. Las arañas y las serpientes parecen causar estragos en las mentes de Hantuchova y Azarenza, a la que también le dan miedo las alturas. Para Sharapova, la peor pesadilla la vive cada vez que visita al dentista, algo curioso ya que tiene una línea de dulces a su nombre. Eso sí, a la hora de irse de vacaciones, la tenista rusa prefiere los lugares cálidos, “con playa, sol y buen alcohol”, señaló.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es