21 de septiembre de 2021, 1:59:31
Sociedad

más e un millar de muertos


Hallada viva una mujer 17 días después del derrumbe del edificio de Bangladesh


El número de fallecidos en el edificio comercial que se incendió y derrumbó en Bangladesh ha ascendido a 1.027. El balance se completa con las 2.500 personas que resultaron heridas y el centenar que todavía se encuentran en paradero desconocido.


Reshma, la mujer que los equipos de rescate habían localizado este viernes con vida bajo los escombros del Rana Plaza 17 días después del derrumbe, ha sido rescatada ya por los equipos de emergencia y trasladada al hospital, según informan los medios locales.

Previamente, los equipos de emergencia habían informado del hallazgo de una mujer que todavía respiraba entre los escombros a que quedó reducido el edificio de nueve plantas próximo a Dacca el pasado 24 de abril y que se ha cobrado ya la vida de más de un millar de personas.

Según el diario 'The Daily Star', la mujer estaba prácticamente ilesa y había sido localizada en la base del edificio. Los equipos de rescate le habían entregado agua y galletas a la espera de sacarla.

Al parecer, casi 408 horas después del derrumbe, uno de los rescatistas escuchó a Reshma gimiendo hacia las 15:15 horas de hoy. Los equipos de rescate se preparaban para romper un gran bloque cuando se produjo el hallazgo.

"Cuando antes de romper el bloque preguntamos si había alguien vivo ahí, escuchamos a alguien gemir", ha relatado un rescatista, que no ha sido identificado, según el diario. Inmediatamente le preguntaron como estaba y la mujer les dijo que no tenía muchas heridas. Asimismo, con voz débil, les dijo que se llamaba "Reshma".

"Fue localizada en un hueco entre una viga y una columna. Su nombre es Reshma y podría haber tenido reservas de agua o haber bebido algo del agua que hemos bombeado en el edificio", ha relatado a 'The Independent' el jefe del servicio de bomberos, Ahmed Ali.

Más de 1.000 muertos
El último balance ofrecido por las autoridades eleva a 1.027 el número de muertos en la tragedia, principalmente trabajadores de dos fábricas textiles que habían acudido a trabajar pese a las grietas detectadas el día anterior en el edificio y que lo hacían inseguro.

Los equipos de emergencias habían suspendido la búsqueda de supervivientes hace dos semanas y estaban centrados ahora, ayudados por decenas de voluntarios, en retirar escombros, mientras los médicos forenses tratan de identificar a los fallecidos con pruebas de ADN.

El dueño del edificio comercial, Mohammed Sohel Rana, cinco propietarios de fábricas y talleres textiles y dos técnicos municipales han sido detenidos y acusados de negligencia, construcción ilegal y persuadir a los empleados para que acudieran a su puesto de trabajo.

La tragedia tuvo lugar el pasado 24 de abril, cuando el Rana Plaza, un edificio que alberga varios locales comerciales y fábricas textiles, se incendió y derrumbó, por causas que aún se desconocen, con 3.122 personas en su interior.

El dueño del edificio comercial, Mohammed Sohel Rana, cinco propietarios de fábricas y talleres textiles y dos técnicos municipales han sido detenidos y acusados de negligencia, construcción ilegal y persuadir a los empleados para que acudieran a su puesto de trabajo, a pesar de que un día antes habían aparecido grietas.

Ante el escándalo que han supuestos las deficientes condiciones laborales en el Rana Plaza, muchas de las empresas que se surten de sus fábricas textiles han anunciado ayudas a las víctimas y organizaciones internacionales han abierto investigaciones.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es