28 de enero de 2020, 12:38:30
Opinion


EL POLITIZADO MOLINER ARREMETE CONTRA LA INDEPENDIENTE ALAYA

Luis María ANSON


En lugar de abrirle un expediente, Gonzalo Moliner, presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, ha arremetido contra la juez Alaya, calificando públicamente de “anormal e inaceptable” la instrucción del “caso Ere”.

Anormal e inaceptable es, por el contrario, la actitud fuertemente politizada de Gonzalo Moliner. No es la primera vez que el presidente del Consejo General del Poder Judicial adopta posiciones inadecuadas para la responsabilidad del cargo que ejerce. El señor Moliner ha enseñado ya la oreja y también la pata de la que cojea. Claro que tiene derecho a alinearse ideológicamente con posiciones de la izquierda radical. Este es un país libre. Lo que no parece de recibo es que el presidente del Consejo General del Poder Judicial pierda la mesura y arremeta en declaraciones públicas contra una juez. Su cargo le exige moderación y prudencia.

La juez Alaya, por otra parte, ha demostrado independencia y profundos conocimientos jurídicos. Es generalmente admirada en la profesión. A pesar de la enfermedad que ha padecido, la instrucción del caso Ere, especialmente compleja, avanza de forma ordenada y constante. Gonzalo Moliner se ha equivocado. Su error ha desenmascarado su ideología política, a la que tiene derecho, pero que debe guardar en la privacidad porque su cargo exige especial responsabilidad e independencia.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es