31 de julio de 2021, 5:23:34
Economía

del 6,3 al 6,5 por ciento si se modifica el iva y se concluye la reforma de las pensiones


Bruselas suaviza el margen de déficit para España a cambio de más reformas y Rajoy intenta resistirse


Bruselas ha acordado este miércoles ampliar el margen de déficit para España en 2013 del 6,3 al 6,5 por ciento a cambio de que el Gobierno concluya la reforma de las pensiones antes del final de año, afronte nuevas subidas de IVA y aborde la reestructuración de los ayuntamientos. Mariano Rajoy, que no se esperaba recomendaciones de la Comisión Europea en torno a las pensiones, ha asegurado que bajará el IRPF y que no quiere subir el IVA.


La Comisión Europea ha propuesto este miércoles ampliar al 6,5% el margen de déficit para España este año, dos décimas más (equivalentes a unos 2.000 millones de euros) que el 6,3% que había pedido el Gobierno de Mariano Rajoy. El objetivo vigente es del 4,5%.

El Ejecutivo comunitario ha decidido, pues, no lanzar un expediente sancionador contra España por desequilibrios excesivos por considerar que ha presentado un programa de reformas "convincente", según ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Pero a cambio ha fijado un calendario acelerado para las medidas ya previstas por el Gobierno.

A cambio de esta relajación en los objetivos de déficit, la Comisión Europea ha pedido a España concluir la reforma de las pensiones, contemplar nuevas subidas de impuestos y acelerar la reestructuración de la administración pública, además de otras recomendaciones en materia de sanidad, educación o mercado laboral.

Pensiones
La Comisión Europea ha pedido a España concluir la reforma de las pensiones con el objetivo de que la edad de jubilación siga aumentando en función de la esperanza de vida, antes de que acabe el año.

Bruselas pide "culminar al final de 2013 a más tardar la regulación del factor de sostenibilidad, a fin de garantizar la estabilidad financiera a largo plazo del sistema de pensiones, estableciendo, entre otras cosas, que la edad de jubilación vaya aumentando en función del aumento de la esperanza de vida".

Impuestos
En materia fiscal, Bruselas reclama una "revisión sistemática del sistema tributario para marzo de 2014". En esta revisión debe explorarse la posibilidad de subir el IVA a algunos productos a los que se aplica el IVA reducido del 10% al 21%. El Gobierno de Mariano Rajoy tendrá además que "adoptar medidas adicionales respecto a los impuestos medioambientales, sobre todo los impuestos sobre los carburantes".

España debe "considerar una mayor limitación del gasto fiscal relativo a la imposición directa" y también "adoptar medidas adicionales para reducir el sesgo a favor del endeudamiento en el impuesto de sociedades". La Comisión reclama también intensificar la lucha contra la economía sumergida y el trabajo no declarado.

Administración pública
El Gobierno deberá además acelerar la reforma de la administración pública. Bruselas espera que la reforma de la administración local se apruebe en los plazos previstos y que el plan de aumento de la eficiencia de toda la administración pública esté listo en octubre de 2013. El proyecto de ley de Garantía de la Unidad de Mercado tiene que aprobarse y aplicarse "urgentemente".

Bruselas espera que el Gobierno apruebe su anunciada ley de Desindexación "de modo que esté en vigor a principios de 2014 a más tardar" y que estudie "medidas adicionales de limitación de la aplicación de las cláusulas de indexación".

Sanidad, mercado laboral y educación
España deberá "aumentar la relación coste-eficacia del sector sanitario, manteniendo al mismo tiempo la accesibilidad de grupos vulnerables, por ejemplo reduciendo el gasto farmacéutico en los hospitales, potenciando la coordinación entre los diferentes tipos de asistencia sanitaria y mejorando los incentivos para un uso eficiente de los recursos".

En el mercado de trabajo, la Comisión pide también "una reforma de las políticas activas" para mejorar sus resultados, así como "reforzar y modernizar" los servicios de empleo público y acelerar la colaboración público-privada en los servicios de colocación. Bruselas reclama además al Gobierno de Mariano Rajoy que considere, como muy tarde en septiembre de 2013, si es necesario introducir cambios a la reforma laboral.

El Gobierno debe poner en marcha las medidas contra el paro juvenil previstas en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven y continuar mejorando la educación y la formación profesional, introduciendo un sistema global de seguimiento del rendimiento de los alumnos al final de 2013, a más tardar.

El Ejecutivo comunitario pide finalmente aprobar y aplicar antes de fin de año la ley para liberalizar colegios y servicios profesionales. En el mismo plazo deberá ponerse en marcha una "reforma estructural del sector de la electricidad" con el fin de acabar con el régimen de tarifa. España debe también adoptar medidas para reducir el número de personas con riesgo de pobreza.

Las propuestas de Bruselas deben ser ahora aprobadas por el Eurogrupo y el Ecofin en su reunión de junio y avaladas por la cumbre de líderes europeos que se celebrará a finales de ese mes.

Rajoy, sorprendido
Mientras, en la rueda de prensa conjunta de Mariano Rajoy canciller federal de la República de Austria, Werner Faymann, el presidente del Gobierno español ha garantizado que bajará el IRPF, aunque no se sabe en qué fecha, ha admitido "con absoluta franqueza" que no quiere subir el IVA y ha considerado que la relajación europea del objetivo de déficit demuestra que la política comunitaria "está cambiando".

Rajoy ha sido preguntado por las recomendaciones de la Comisión Europea minutos antes de que se hicieran públicas, aunque ya se conocían algunas de sus orientaciones tanto en materia de impuestos como de déficit. En lo que se refiere a esto último, ha recordado que "hace muy pocas fechas se estaba hablando de un déficit del 4,5 %" para 2013 y "ahora se habla de un objetivo de déficit bastante superior", que finalmente podrá ser del 6,5 % del PIB en este año.

Datos "que demuestran que Europa está cambiando", ha concluido el presidente del Gobierno, para quien en todo caso "el déficit hay que cumplirlo". Para Rajoy es "positivo" que mientras que en 2012 en Bruselas sólo se hablaba de austeridad y de reducción de déficit público, ahora "ha cambiado el discurso" y se ha introducido la integración europea y el empleo juvenil.

En materia impositiva, el ejecutivo comunitario opina que hay margen para reducir los productos que disfrutan de un IVA reducido en España, y cree que esto podría compensar una eventual bajada de las tasas al trabajo.

"Yo ya he afirmado en alguna ocasión que nosotros queremos bajar el impuesto de la renta de las personas físicas. Con absoluta franqueza yo no quiero subir el impuesto del valor añadido", ha recalcado el jefe del Ejecutivo. Además, ha insistido en que si el Gobierno tomó la decisión de subir los impuestos fue porque no había "otra alternativa" y porque había una prioridad que era superar la "gravísima crisis" que había en España.

Al respecto ha recordado que frente a la crítica situación del año pasado "a estas alturas hablamos de cuándo vamos a bajar, que lo vamos a bajar, el IRPF", lo que supone un "avance significativo", ha dicho.

Sobre el sistema de pensiones, Rajoy ha subrayado que no esperaba "recomendaciones" de la CE, sino que dijese que "le parece bien" lo planeado en el plan nacional de reformas remitido a Bruselas, y que incluye un proyecto para su sostenibilidad a medio y largo plazo.

En lo que se refiere al mercado de trabajo, ha recordado que el Gobierno está evaluando los resultados de la reforma laboral, que a su juicio ha sido "una de las mejores decisiones para mejorar la competitividad de la economía española".

Rajoy ha destacado que España "ya ha tocado fondo" y ha considerado "muy positivo" que la propia OCDE reconozca que en 2014 habrá crecimiento en el país, al mismo tiempo que ha garantizado que trabajará para mejorar las peores previsiones sobre la economía.

Nuevos objetivos de déficit
Además de ampliar en dos décimas el margen de déficit para España en este año, el ejecutivo comunitario ha confirmado además la prórroga de dos años, hasta 2016, para que España reduzca el déficit por debajo del umbral del 3% que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Su justificación es que el Gobierno de Rajoy ha cumplido los ajustes estructurales exigidos en 2012 y que la situación económica ha empeorado.

Con esta relajación del déficit, los nuevos objetivos serán del 6,5% para este año, el 5,8% en 2014, el 4,2% en 2015 y el 2,8% en 2016. Ello significa, según la Comisión, que el esfuerzo estructural deberá ser del 1,1% del PIB este año, del 0,8% en 2014, del 0,8% en 2015 y del 1,2% en 2016.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es