6 de abril de 2020, 23:20:34
Nacional

Más apariciones en público


¿Por qué ha pasado Rajoy de esquivar a los medios a buscar los focos?


A tenor de las últimas comparecencias de Mariano Rajoy, lejos quedan los primeros meses de Legislatura donde el silencio y el hermetismo rodeaba al presidente del Gobierno. Los primeros síntomas de mejoría en la economía han animado a su equipo de asesores a dar el visto bueno para que se muestre más en público e intente recuperar la popularidad perdida en sus primeros pasos como jefe del Ejecutivo.


Algo ha cambiado en La Moncloa. De un tiempo a esta parte, el presidente del Gobierno se muestra mucho más accesible, más comunicativo, más receptivo a las preguntas de los periodistas.

El hecho de que el Ejecutivo tenga mejores noticias que transmitir a la ciudadanía ha provocado que Mariano Rajoy haya variado su estrategia y aumente sus apariciones en público para aprovechar el tirón de los famosos "brotes verdes".

Es bien sabido que no es muy amigo ni de los periodistas ni de los medios de comunicación, sabedor él de que no cuenta con el dominio escénico de José María Aznar o de la facilidad de palabra de Felipe González. Sin embargo, la planificación de sus comparecencias, en manos de Pedro Arriola, marido de la ex ministra Celia Villalobos y uno de sus principales asesores, ha variado de forma considerable en los últimos meses para intentar relanzar su popularidad y tratar de reconquistar a los españoles, muy desencantados con sus primeros meses al frente de La Moncloa repletos de malos presagios, peores noticias y negros datos.

Las críticas arreciaron cuando, como presidente del Partido Popular, compareció a través de un plasma de televisión ante los periodistas en febrero para dar cuenta en una rueda de prensa sin preguntas de la postura de su formación ante el escándalo del caso de los 'papeles de Bárcenas'. Un hecho que se repitió el pasado mes de abril a la hora de comentar la Junta Directiva Nacional de su formación.

Respondió a los medios una vez en seis meses frente a las tres ocasiones de la presente semana
En los primeros seis meses como presidente del Gobierno, Rajoy sólo compareció una única vez ante los medios de comunicación en suelo nacional. Entonces, tanto la oposición, que le tachó de "cobarde", como algunos compañeros de filas le reclamaron más responsabilidad de Estado y que se mostrara ante la opinión pública para dar la cara por su Ejecutivo.

No fue así y fueron sus 'tres tenores', como se les llama a Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno; Luis de Guindos, ministro de Economía; y Cristobal Montoro, responsable de Hacienda, los que tuvieron que cargar con la papeleta de transmitir la cruda realidad de la crisis española en nombre del Gobierno y a María Dolores de Cospedal, vicepresidenta del PP, y a Alfonso Alonso, portavoz parlamentario, en el del partido.

Hoy, un año después de ese primer semestre 'silensioso', algo ha cambiado. En apenas una semana, Rajoy ha comparecido en público hasta en cinco ocasiones y en tres de ellas atendió a las preguntas de los medios de comunicación.

El pasado martes acudió a la Cámara Alta para asistir al Pleno del Senado, antes del cual atendió a los periodistas brevemente para reafirmarse en su política de empleo ante la bajada en 98.265 personas el número de españoles sin trabajo.

Un día después viajó hasta Bruselas encabezando una delegación que contaba con hasta siete ministros del área económica del Ejecutivo para entrevistarse con la Comisión Europea. Al término del encuentro, el presidente del Gobierno atendía a los medios de comunicación junto al portugués José Manuel Durao Barroso para mostrarse firme ante las exigencias comunitarias y en su plan de reformas estructurales, en especial en materia fiscal.

Apenas 48 horas más tarde, Rajoy volvía a comparecer en público en el Palacio de La Moncloa para presentar el Programa ADO Río 2016 para apoyar el desarrollo y la promoción de los deportistas olímpicos nacionales de alto rendimiento.

El sábado tocaba ejercer de líder del Partido Popular, y en calidad de presidente de la formación acudió a Peñíscola para clausurar la convención del PP de la Comunidad Valenciana.

Su última comparecencia en una semana de gran exposición mediática ha sido este mismo martes, cuando ha presentado ante los medios y un centenar de empresarios el anteproyecto de ley de apoyo a los emprendedores, uno de sus proyectos estrella y al que ha calificado como "un paso más para la creación de empleo".

Los buenos presagios que maneja el Ejecutivo para los próximos meses, en especial para la segunda mitad de 2013, precisamente en materia de empleo invita a pensar que esta estrategia más comunicativa continuará en fechas próximas, sobre todo si los "brotes verdes" desembocan en la tan ansiada recuperación.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es