3 de diciembre de 2020, 20:45:48
Opinión


La reforma migratoria de EEUU, una realidad en construcción



EEUU se encuentra cada vez más cerca de materializar el sueño de 11 millones de indocumentados que viven en ese país. Este semana el Senado estadounidense inició el debate formal sobre la reforma integral del sistema migratorio, una larga promesa que el presidente Barack Obama tiene pendiente desde su primer gobierno en 2008 y que posiblemente antes del verano vea la luz, siempre y cuando el Congreso de su visto bueno.

Sin embargo todo apunta que el mandatario saldará su “deuda” electoral, en especial con los 51 millones de personas que integran la comunidad hispana, cuya mayoría fue la llave para la reelección de Obama. Una importante coalición de organizaciones civiles y políticas, así como el “Grupo de los Ocho”, integrado por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos, han unido esfuerzos para sacar adelante una iniciativa histórica para un país que le debe gran parte de su legado a la inmigración.

La reforma migratoria, más que una promesa, resulta una de las piedras angulares de la administración de Barack Obama, que no le ha tocado una época especialmente fácil para gobernar la primera potencia del mundo. Una potencia cada vez más mixta que ha dejado de ser “blanca” y anglosajona para ser multirracial y multiétnica.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es