27 de junio de 2019, 6:26:24
Economía

Monago anuncia que reducirá este impuesto en Extremadura


Vascos y navarros, los que menos IRPF pagan; catalanes y asturianos los que más



Se acercan las elecciones autonómicas y los barones del PP juegan sus cartas frente a la subida de impuestos que contra viento, marea y su propio programa electoral, ha aplicado el Gobierno de Mariano Rajoy. El primero de los presidentes autonómicos populares en anunciar una bajada de impuestos ha sido el extremeño José Antonio Monago, que ha prometido bajar el IRPF al 90 por ciento de los extremeños, aquellos que tienen una renta inferior a 24.000 euros brutos al año.

El 50 por ciento del IRPF se encuentra cedido a las comunidades autónomas -salvo País Vasco y Navarra, que tienen transferido el cien por cien- y que, por tanto, tienen margen para decidir sobre uno de los principales impuestos en cuanto a importancia y recaudación.



Si se observa el mapa autonómico de la aplicación de este impuesto se pueden detectar diferencias significativas en cuanto a los tipos marginales que se pagan en cada territorio. Cataluña es la región donde los tipos máximos son más altos, del 56 por ciento, seguida de cerca por Asturias, con un tipo máximo del 55,5 por ciento, mientras que en Andalucía, Cantabria y Extremadura se paga el 55 por ciento. Valencia, Murcia y Canarias pagan el 54 por ciento, y Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Baleares y Aragón pagan el 52 por ciento.

En cuanto a las que menos pagan, País Vasco y Navarra tienen un concierto económico especial, por lo que tienen transferida la totalidad del IRPF. Tienen, además, los tipos de IRPF máximo más bajos de España, de entre el 45 y el 49 por ciento. Entre las Comunidades con el régimen fiscal común, destacan por su bajo IRPF Madrid y La Rioja, con un tipo del 51,9 por ciento.

Impuesto del patrimonio
También hay diferencias fiscales significativas entre Comunidades Autónomas si se tiene en cuenta el Impuesto de Patrimonio. El Gobierno anterior decidió recuperarlo para los ejercicios de 2011 y 2012, y Madrid, Valencia y Baleares decidieron bonificar el 100 por ciento de la cuota del impuesto. Sin embargo, las necesidades de recaudación han llevado a Valencia y Baleares a recuperar el impuesto para este año, lo que afectará al ciudadano que deba pagarlo en 2014. Por tanto, será Madrid la única autonomía que renuncie al cobro de ese impuesto.

Impuesto de Sucesiones
El Impuesto de sucesiones grava con un tipo de entre el 7,5 por ciento y el 34 por ciento del valor neto de las herencias recibidas. En este caso, también Madrid es una comunidad autónoma que ha renunciado a la práctica totalidad del cobro de este impuesto, ya que se aplican bonificaciones del 99 por ciento de esta tasa en caso de que se herede entre miembros de una familia. Otras comunidades autónomas que aplican rebajas de más del 90 por ciento de ese impuesto son Baleares, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia o La Rioja.

¿Avanzadilla autonómica de una bajada de impuestos?
El anuncio de Monago parece que ha estimulado a otros presidentes autonómicos a bajar los impuestos en sus respectivas comunidades autónomas. Fueron varios los que saltaron a la palestra al calor de las declaraciones del presidente extremeño.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, aseguró que su Gobierno estudia una reducción de impuestos, además de un sistema de ayudas para las empresas. Ignacio González, presidente de la CAM, también se mostró partidario de una bajada de impuestos, y Paulino Rivero, mandatario en Canarias, también afirmó que está “en condiciones” de bajar impuestos, aunque puso como condicionante que el Estado revise su sistema de financiación autonómica.

Incluso, algunos observadores aseguran que tras esta oleada de bajada de impuestos se podría ver la avanzadilla de una rebaja de tasas desde la Administración central. Cristobal Montoro, máximo tesorero de España, al frente del Ministerio de Hacienda, dejó entrever durante la sesión de Control al Gobierno de esta semana que la reforma fiscal del Ejecutivo prepara una reducción de los impuestos para las capas medias y para los que tienen rentas más bajas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es