21 de noviembre de 2019, 4:59:23
Nacional

Comienza la guerra en el PSOE-A: algunos califican las primarias de "pasteleo"


Rubalcaba acepta que Andalucía celebre primarias


Este lunes, el Comité Federal del PSOE cedía ante el calendario impuesto por José Antonio Griñán y daba su visto bueno a la celebración de primarias el próximo 29 de julio. Al mismo tiempo, crece el malestar en distintos sectores de la formación autonómica ante lo que consideran un "pasteleo" entre Susana Díaz y Luis Planas, hasta la fecha únicos candidatos a suceder al secretario general andaluz.


La sorprendente decisión de Juan Antonio Griñán de no seguir al frente del PSOE andaluz ha provocado un auténtico terremoto en la delegación autonómica socialista que ha llegado hasta las mismas puertas de Ferraz.

Por ahora, dos son los virtuales candidatos a suceder a Griñán, cada vez más acorralado por el caso de los ERE irregulares: Luis Planas, consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, y Susana Díaz, consejera de Presidencia.

Sin embargo, aumentan las voces que denuncian un pacto secreto entre los dos postulantes y el propio presidente de la Junta para darle un falso carácter competitivo al proceso de primarias. El acuerdo le daría a Díaz, la opción "oficialista", el poder en detrimento de un cómplice Planas, que ostentaría un cargo relevante en la nueva Ejecutiva.

Ambos representan, en principio, dos facciones similares y allegadas pero con ligeros matices dentro del PSOE-A y, a falta de nuevos postulantes, ambos serán los contendientes en unas primarias a celebrar el próximo 29 de julio y que este mismo martes han recibido el visto bueno del Comité Federal de la formación.


Susana Díaz (izquierda) y José Antonio Griñán (derecha). Foto: Efe


La pretoriana de Griñán
Díaz, abogada de formación, aglutina a un sector joven y de cierto signo reformista (le une una estrecha relación profesional y personal con Carmen Chacón, futurible secretaria general del partido) y a los defensores de Griñán, quien en los últimos tiempos ha apadrinado el ascenso de esta hija de funcionarios, trianera hasta la médula y profunda creyente católica dentro del 'aparato' de Sevilla.

No obstante, fue ella quien acabó con la guerra de agrupaciones provinciales que recibió a Griñán en sus primeros meses en el cargo y ha ido tejiendo una importante red de seguridad en torno al todavía presidente de la Junta distanciando de la misma a los cargos que Manuel Chaves dejó al dejar la Presidencia andaluza.

Díaz ha dedicado toda su vida profesional al PSOE-A y a sus Juventudes, cuyas listas empezó a engrosar a finales de los 90. Ha pasado por el Ayuntamiento de Sevilla y de ahí saltó al Congreso autonómico y a la Junta. Fuera de la política, no se le conoce empleo alguno.


Luis Planas, consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía. Foto: Efe


Planas, un superviviente con anhelos del pasado
Mientras, el valenciano Planas, también licenciado en Derecho y de 61 años, de sesgo tecnócrata e hijo de republicano catalanista, representa a la vieja guardia del socialismo andaluz.

Sus aspiraciones pasan por dar un golpe de mano y volver a la senda victoriosa que hizo de Andalucía un bastión electoral para el PSOE, que en los últimos tiempos ha visto como su hegemonía se tambalea ante el crecimiento del Partido Popular y el trasvase de votantes hacia Izquierda Unida.

Planas, que cuenta con una plaza por oposición de inspector de Trabajo (al igual que Griñán), un expediente académico bastante notable y un fluido dominio del inglés y del francés, fue uno de los pocos 'chavistas' que logró sobrevivir a la criba puesta en marcha por Griñán en 2009, quien vio en su actual responsable de Agricultura un hombre experimentado tanto en la política autonómica como en los entresijos del turbulento PSOE-A, donde ha sabido siempre encontrar un hueco.

Además de ejercer como funcionario público a comienzos de los años 80 y de su carrera política, Planas es fundador del Transatlantic Policy Network, un pujante 'think tank' para estrechar la cooperación entre la Unión Europea y Estados Unidos. Fruto de esta labor, cuenta con la Gran Cruz del Mérito Civil de la República de Austria y con el Gran Cordón de la Orden Wissam al Alaui de Marruecos.

La tercera alternativa
Por ahora, Díaz y Planas son las dos vías 'oficiales, aunque en el caso de la consejera de Presidencia falta que lo corrobore de manera pública. Sin embargo, no se descarta que en los próximos días salten al tablero nuevos jugadores.

Sin ir más lejos, desde la localidad granadina de Jun, su alcalde, José Antonio Rodríguez Salas, está recogiendo firmas para intentar conformar una tercera vía. Teme que el proceso de primarias andaluzas se conviertan en un "pasteleo" entre dos "amigos" de Griñán y que Planas y su equipo, cuya candidatura califica de "marca blanca", se retiren en el último momento para dejar el camino libre a Díaz, algo que compara con "la comida precocinada".

En conversación con EL IMPARCIAL, Rodríguez Salas denuncia que las primarias no le dan "buena sensación" y señala que la maniobra de Griñán "no cuela". "¿Quién se cree que dos amigos íntimos entre sí y del jefe de la Junta se van a pelear por el mismo puesto? Esto es una maniobra para darle una careta de oficialidad, pero la verdad es que Díaz es la candidata oficialista y la que se llevará el gato al agua", declara.

En su cuenta de Twitter, con más de 224.000 seguidores, Rodríguez Salas se muestra muy crítico con el proceso de primarias, sostiene que le recuerdan a las que protagonizaron Joaquín Almunia y Josep Borrell en 1998 y critica el "proceso meteórico" con el que se han convocado.

Por ahora, Rodríguez Salas lleva recogidos, hasta este lunes, algo menos de 1.200 avales en Sevilla, Granada, Jaén, Málaga y Almería de los 7.000 requeridos para poder presentarse a unas elecciones primarias del PSOE-A, "entre los que se encuentra gente muy cercana a la propia Junta", afirma el alcalde.

Otro de los que se ha mostrado crítico con el proceso de primarias es el diputado socialista en el Parlamento regional Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien ha pedido a Griñán a través de una carta abierta en su blog que democratice la elección mediante la apertura de la misma a "ciudadanos y simpatizantes". En caso contrario, la ciudadanía "seguirá sin creer en nosotros (...) pudiendo parecer que realizamos un paripé", afirma.

"Puede interpretarse que elegimos en realidad al sucesor al presidente del Gobierno andaluz y no al candidato a la Presidencia", con lo que "sólo podrían participar los parlamentarios andaluces, dejando fuera de esa posibilidad al resto de militantes, causando una profunda injusticia", sostiene Rodríguez Gómez de Celis, alineado con el sector crítico a Griñán en el último Congreso Regional y que apoyó a Alfredo Pérez Rubalcaba frente a Carmen Chacón en el Congreso Federal de Sevilla.

Asimismo, pide al PSOE-A que reduzca el número de avales necesarios para poder postularse como candidato. "Los ciudadanos exigen transparencia, participación, igualdad de oportunidades, derechos y apertura de los partidos políticos a la sociedad", escribe el parlamentario, que añade que la aplicación de la normativa interna por parte de Griñán es "inoportuno, antiguo e insuficiente", algo que le hace "un flaco favor" a su heredero, punto en el que está de acuerdo Rodríguez Salas.

Otras de las voces discordantes con la decisión de Griñán es la del alcalde de Dos Hermanas y presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, que en recientes declaraciones pidió al presidente de la Junta que cumpliera con sus obligaciones para no "desestabilizar" al PSOE-A y calificó su renuncia de "inoportuna".

Sobre las primarias, Toscanas declaró que siempre son "una caja de sorpresas" y no las tiene todas consigo a la hora de dar a Susana Díaz como ganadora.

¿Qué hará Griñán?
Sin embargo, y además del baile electoral y los consiguientes rumores, una de las grandes incógnitas es qué será de Griñán una vez ceda el testigo del PSOE-A al ganador de las primarias de finales de julio.

Por ahora, seguirá siendo presidente de la Junta de Andalucía, aunque no son pocos, entre ellos varios dirigentes populares y el propio Rodríguez Salas, que creen que dará la alternativa a su heredero político a finales de año con vistas a unas comicios andaluces el año que viene.

Según sus propias palabras, no está en su mente dejar la Presidencia, "pero todo puede ocurrir, depende de muchas circunstancias", ha matizado. En cambio, Rodríguez Salas expone otro punto de vista. A juicio del alcalde granadino, Díaz, la presunta sucesora, "es una persona muy ambiciosa y, como suele pasar en estos asuntos de sucesión, ya sea en un ayuntamiento o en una diputación, el que aterriza acaba llevándose muy mal con su predecesor, por lo que no veo a Griñán con un puesto político, no tendrá sitio", sostiene.

Más allá de los rumores, la función que podría desempeñar el actual presidente de la Junta es una incógnita. La buena relación que guarda con los dos candidatos actuales abre la puerta a un cargo honorífico y de carácter consultivo dentro del futuro organigrama del socialismo andaluz, aunque tampoco se descarta que tome distancia con la política activa, ya sea de manera temporal o definitiva.

Fuentes del PSOE-A consultadas por este diario no se pronuncian sobre el futuro del presidente. "Él ha dicho que deja la política por motivos personales y hay que, aceptar, respetar y aplaudir la decisión, lo que suceda más allá de eso pertenece al ámbito de una elección privada que, si lo considera oportuno, hará pública", declaran.


De izquierda a derecha, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Antonio Griñán y Felipe González. Foto: Efe


Mientras, el Partido Popular de Andalucía asiste en primera fila al desfile de candidatos y califica de "espantada" la decisión de Griñán de abandonar la política. Según su secretario general, José Luis Sanz, el presidente de la Junta se ha visto superado por el grado de corrupción que emana de la instrucción del caso del ERE y por la relación inútil con Izquierda Unida en el Gobierno autonómico. "Es (Griñán) un auténtico fraude como político y presidente tan monumental como el fraude de los ERE", ha espetado Sanz.

El secretario general del PP-A, que no entra a valorar los "motivos personales" aducidos por Griñán, aunque reconoce respetarlos, valora "positivamente" la candidatura de Díaz, una "gran desconocida", a su juicio, y con un perfil "más áspero" que los de otros dirigentes socialistas.

El proceso de primarias de los socialistas andaluces se abrirá este martes con la aprobación del calendario en el Comité Director del PSOE-A que fija el periodo de recogida de avales, desde mañana hasta el 17 julio; el de la campaña interna de los candidatos, del 22 al 28 de julio; y el día de la votación, el 29 de julio.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es