22 de octubre de 2021, 5:22:41
Mundo

El fin del ultimátum militar pone al país al borde del golpe de estado


Aumenta la tensión en Egipto mientras el Ejército toma posiciones y saca los tanques a las calles


El ultimátum del ejército egipcio al gobierno de Mursi ha concluido a las 17.00 horas con los vehículos blindados desplegados por buena parte de El Cairo y el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas congregado en una reunión de crisis. Antes de que se cumplan los augurios sobre un golpe de Estado militar en Egipto, el presidente egipcio ha reiterado su propuesta de un gobierno de unidad nacional que dirija el país hasta las próximas elecciones legislativas.




El presidente egipcio, Mohamed Mursi, reiteró este miércoles su llamamiento a la creación de un gobierno de unidad nacional que dirija el país hasta las próximas elecciones legislativas, en un comunicado difundido antes de que el Ejército se pronuncie sobre el final de su ultimátum. Según el mandatario, la legitimidad "es la única garantía para la estabilidad y contra la violencia". En un comunicado difundido en Facebook, la Presidencia explicó que su propuesta está basada en la "legitimidad constitucional que construyeron juntos los egipcios" y que esta "responde a las demandas del pueblo".

Blindados del Ejército egipcio han cerrado todos los accesos a la plaza de Rabea al Adauiya, en el este de El Cairo, donde se congregan decenas de miles de seguidores del presidente Mursi, informó a Efe una fuente militar. La fuente explicó que la medida fue adoptada "para preservar la vida de las personas y evitar enfrentamientos" entre opositores y seguidores de Mursi.

Por su lado, la agencia oficial Mena, que cita a otra fuente militar, aseguró que la jefatura de la Zona Militar Central de Egipto ha ordenado un fuerte despliegue en la plaza Tahrir y junto al Palacio Presidencial de Itihadiya, donde se congregan los opositores, y la plazas de Rabea al Adauiya y Al Nahda, junto a la Universidad de El Cairo, donde se hallan los islamistas. Según esa fuente, el objetivo de los militares es "cumplir con el máximo grado de protección a los manifestantes en esta etapa crítica de la historia de Egipto".

Se espera que en breve las Fuerzas Armadas egipcias difundan un mensaje a la nación tras el final del ultimátum de 48 horas que concedieron el pasado lunes a Mursi para que este atendiera "las demandas populares" de los millones de manifestantes que han exigido su renuncia. Uno de los asesores más cercanos a Mursi y alto cargo de los Hermanos Musulmanes, Esam Hadad, calificó los sucesos en Egipto de "golpe de Estado" y pronosticó que generarán mucha violencia.

Mientras, en Tahrir cientos de miles de personas esperan, en un ambiente de euforia, el comunicado de los militares, que se han reunido con los dirigentes "religiosos, nacionales, políticos y juveniles" del país.

Gobierno militar
El Ejército egipcio prevé obligar a dimitir o derrocar por la fuerza al presidente Mohamed Mursi este mismo miércoles, tras lo cual pondrá en marcha una 'Hoja de Ruta' que contemplará la creación un consejo presidencial, la imposición de un gobierno neutral interino dirigido por un militar y el inicio de un proceso de transición de entre nueve y doce meses durante el cual se redactará una nueva Constitución que será sometida a referéndum antes de la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias, según ha informado el diario estatal 'Al Ahram'.

Según la 'Hoja de Ruta' a que ha tenido acceso 'Al Ahram', y que figura este miércoles en la edición digital del diario, en las próximas 24 horas el presidente Mursi deberá presentar su renuncia de buen grado o, en caso contrario, será destituido por la fuerza.

El siguiente paso, prosigue el rotativo, incluiría la abolición de la actual controvertida Constitución y la creación de un equipo de expertos para la elaboración de una nueva Carta Magna que tenga en cuenta "las demandas de los distintos espectros de la población". El proceso culminaría con la celebración de un referéndum constitucional y, una vez aprobada la Constitución, de unas elecciones presidenciales y parlamentarias.

Otro paso sería la formación de un consejo presidencial de tres miembros, encabezado por el presidente del Tribunal Supremo Constitucional y formado por otros dos integrantes aún por precisar, con la misión de administrar los asuntos del país durante un período transitorio que irá de nueve meses a un año.

Asimismo, se pondría en marcha un gobierno interino no perteneciente a ninguna corriente política y que estaría encabezado por un jefe militar durante el periodo transitorio. Durante este tiempo, el Ejército se encargaría de supervisar todos estos procedimientos previstos por la 'Hoja de Ruta' para garantizar su imparcialidad.

El Gobierno responderá con "firmeza"
Por su parte, el Ministerio egipcio del Interior aseguró que tiene el "compromiso patriótico" de mantener la seguridad y proteger al pueblo, así como de hacer frente "con firmeza" a cualquier recurso a la violencia.

"En estas circunstancias críticas de la vida de la patria, os aseguramos con insistencia que vuestros hijos, los policías fieles, están a vuestro lado para protegeros", señala el Ministerio en un comunicado difundido por la agencia oficial Mena.

En su comunicado, Interior se posiciona de manera clara con el Ejército, al afirmar que se enfrentará a la violencia "junto a nuestras valientes Fuerzas Armadas, sean cuales sean los desafíos y los sacrificios que impliquen".

Por último, el ministerio alude a la posibilidad de que Egipto caiga en la "fitna" (término islámico que alude al caos o la sedición), y pide a Dios que la evite.

18 muertos y 619 heridos
Mientras, al menos 18 personas murieron y otras 619 resultaron heridas en las últimas horas en choques entre partidarios y opositores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en distintas provincias de Egipto, informó el ministerio egipcio de Sanidad.

En un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias Mena, el ministerio señaló que los 18 fallecimientos se registraron en los alrededores de la Universidad de El Cairo, donde los islamistas protagonizaron ayer una manifestación en apoyo del presidente.

La nota explicó que 201 heridos reciben todavía tratamiento médico, mientras un total de 418 lesionados abandonaron ya los hospitales después de la mejora de su estado. Asimismo, añadió que hubo 431 heridos en El Cairo, 47 en la ciudad mediterránea de Alejandría, 25 en la localidad de Beni Suef (al sur de El Cairo), 21 en la de Al Fayum (al sur de El Cairo) y 18 en Luxor (sur).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es