26 de enero de 2020, 16:52:15
Opinion


Pactar la reforma constitucional



En 1978 la inmensa mayoría de los españoles votó una Constitución que ha sido la base de nuestro sistema democrático y garantía de los derechos y deberes que incumben a todos los ciudadanos. Pero transcurridas más de tres décadas de su entrada en vigor, y dado que se han producido nuevos hechos, no están completamente en el error las voces que piden reformar la Carta Magna. El Consejo Territorial del PSOE acaba de aprobar por unanimidad en Granada un documento donde se propone una reforma de la Constitución que tiene como objetivo revisar y actualizar el Estado autonómico. En dicho documento se plantean catorce puntos y el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado que es necesaria la reforma “para que no se desaten de nuevo todas las tensiones territoriales que durante demasiado tiempo hicieron imposible la convivencia en libertad de los pueblos de España”.

Con esta iniciativa –y con independencia del acierto o error de su formulación- el PSOE ha dado un paso adelante en un asunto que es capital importancia, pues el desafío nacionalista, que, finalmente, no persigue otra cosa que la ruptura de España, no cesa y cada vez se envalentona más. Estos mismos días, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha amenazado con que Cataluña podría manifestarse independiente con una mera declaración del Parlamento catalán. En el documento del PSOE se apuesta por un modelo federal que, ciertamente, entraña muchos inconvenientes. Pero los socialistas ya han puesto sobre el tapete su idea y el PP no puede mirar para otro lado. La realidad de que estamos atravesando una fortísima crisis y de que, evidentemente, no hay que ahorrar esfuerzos para salir cuanto antes de ella, no puede convertirse en una eterna excusa para no abordar un problema político de enorme envergadura.

El PP tiene que hacer una contrapuesta de reforma para que los dos grandes partidos se reúnan y consensuen un diseño común. El reto nacionalista no puede seguir campando por sus respetos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es