14 de noviembre de 2019, 18:27:29
América

Cuba


La cartilla de racionamiento cubana cumple medio siglo


La cartilla de racionamiento cubana alcanza el medio siglo, pese a las reformas económicas impulsadas por el Gobierno de Raúl Castro, que llegan a un ritmo pausado en el país caribeño, que continúa desconectado del mundo al presumir de tener 74 ordenadores por cada mil habitantes.


La cartilla de racionamiento cumple en Cuba medio siglo de vida en medio de las reformas del presidente cubano, Raúl Castro, por liberalizar la economía y permitir una mayor iniciativa privada con el objetivo de reducir la presencia del Estado en la economía.

El expresidente Fidel Castro impuso la cartilla en julio de 1963 para luchar contra la escasez de alimentos tras la imposición del bloqueo por parte de Estados Unidos. Esta cartilla ha garantizado a los cubanos una cantidad fija al mes de arroz, frijoles, café, huevos, azúcar y aceite.

"Fue una necesidad del país y hay que mantenerla hasta que hayan condiciones para liberarla, hasta que hayan productos suficientes para liberarla", dijo Pedro Ruiz, un anciano que trabaja como vigilante nocturno.

"Por lo menos garantiza lo elemental (...) el pan va para la casa, las cosas más o menos necesarias van para la casa, no es lo que uno quisiera, pero bueno, es la necesidad que tenemos", ha añadido. Sin embargo, Raúl, que asumió el poder en 2008, ha ido reduciendo los subsidios --en productos como detergentes-- para liberalizar el mercado.

Según fuentes del Gobierno, este método de distribución de alimentos cuesta al Estado unos 25.000 millones de pesos al año (720 millones de euros), de los cuales la población paga el 12,3 por ciento. El Gobierno ha asegurado que permitir mayor capital privado no supondrá que las personas dejen de recibir ayudas.

"La libreta es necesaria porque asegura al mes un poco de arroz, huevos, azúcar, leche a los enfermos. No alcanza, pero al menos alivia y el resto hay que buscarlo por fuera", ha explicado a Reuters Ignacio Lima, empleado de un punto de distribución de alimentos en La Habana.

Verena Rodríguez, de 72 años, asegura que la canasta básica es vital. "Si no comemos unos y otros no el que tiene dinero lo compra todo, pero el que no tiene no compra", ha explicado aludiendo a que con unos 10 pesos cubanos o 50 céntimos de euro, puede comprar al menos pocas cantidades de frijoles, arroz, aceite y azúcar.

Internet, otro "lujo" restringido para los cubanos

Asimismo, Cuba reportó en 2012 la cifra de 74 ordenadores personales por cada 1.000 habitantes, un índice de lento crecimiento en los últimos años, según datos divulgados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

El último informe sobre tecnologías de la información y las comunicaciones de la ONE mostró que ese índice de ordenadores personales era de 56 en 2008, año en que el Gobierno autorizó la venta libre de esos equipos a particulares, y creció a 62 en 2009 y a 70 en 2011, hasta alcanzar 74 el año pasado.

Según la ONE, el número total de computadoras existentes en la isla en 2008 era de 630.000, en 2009 ascendió a 700.000, y el año pasado rebasó por primera vez la cifra de 800.000.

Las estadísticas indican asimismo que Cuba, con una población de 11,2 millones de habitantes, alcanzó en 2012 el número de 2.871.000 usuarios a internet, casi 1,5 millones más que en 2008.

Cuba tiene actualmente un porcentaje de conectividad a internet de tan solo un 15 por ciento y la gran mayoría de sus habitantes no puede tener acceso a la red en sus hogares, una posibilidad que solo se permite a determinados profesionales como médicos, periodistas, académicos, intelectuales o artistas.

En junio pasado el Gobierno amplió el servicio de conexión pública a internet con la apertura de 118 nuevas salas de navegación en todo el país, pero con precios de conexión que todavía se consideran muy caros para la mayoría de los ciudadanos de la isla.

La estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), que controla todo el sector, prevé comenzar a ofertar conexiones a internet a los hogares de la isla a finales de 2014, según dijo a Efe un directivo de la compañía el mes pasado.

El informe de la ONE divulgado hoy precisa asimismo que el 2012 cerró con una cobertura de telefonía móvil en la población del 85,3 por ciento, uno de los servicios más dinámicos en el sector de las telecomunicaciones desde que el Gobierno permitió a los cubanos el acceso libre a ese tipo de telefonía también en 2008.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es