16 de noviembre de 2019, 23:13:54
Sociedad

al menos 23 heridos


Dramático encierro de San Fermín por un tapón a la entrada de la plaza


El penúltimo encierro de estos Sanfermines ha sido una carrera peligrosa y multitudinaria.




Los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro han protagonizado este sábado el séptimo y penúltimo encierro de los Sanfermines de este año, una carrera peligrosa y multitudinaria, al coincidir en fin de semana, y en la que se han vivido momentos de angustia y dramáticos debido a un tapón que se ha formado a la entrada de la Plaza de Toros.

Un total de 23 personas han sido trasladadas por el momento al Complejo Hospitalario de Navarra al resultar heridas en el séptimo y penúltimo encierro de estos Sanfermines protagonizado por los toros de Fuente Ymbro, una carrera dramática y angustiosa debido al tapón formado en la entrada de la Plaza de Toros. El más grave es un joven de 19 años de Vitoria que presenta traumatismo torácico severo y su pronóstico es reservado, al igual que el de un irlandés que, aunque menos grave, presenta las mismas lesiones.

En cuanto a las cornadas se han registrado dos: una en un glúteo y otra que está siendo operada en el quirófano de la misma plaza en una axila.

Según las primeras informaciones, cuatro de los traslados se han realizado desde el recorrido del encierro y parece ser que los otros 12 han sido evacuados como consecuencia del tapón que se ha formado por la montonera de mozos que aguardaban en el Callejón. Se espera que sigan llegando heridos al CHN y se continúa atendiendo a corredores en la enfermería de la Plaza de Toros.

De los 23 trasladados, en principio sólo uno se encuentra en estado grave por aplastamiento torácico. Además, y aunque en un primer momento se ha informado de que no había habido cornadas, otro de los corredores ha resultado herido por un puntazo en la axila, aunque no reviste gravedad.

Los toros de Fuente Ymbro, ganadería que cumple este sábado su noveno encierro por las calles de Pamplona desde su debut en el año 2005, han realizado una carrera rápida y masificada que se ha visto ralentizada por el montón formada a la entrada de la Plaza, que ha provocado que los astados y los cabestros no pudieran acceder.

Cuando la manada ha llegado, muy estirada, numerosos mozos que aguardaban en este punto han taponado el acceso a la Plaza y a medida que han ido llegando los astados y los cabestros se han quedado parados ante la barrera.

Los momentos que se han vivido a causa del tapón han sido muy angustiosos y se han podido ver imágenes de personas desvanecidas a causa de la aglomeración. Tanto algunos corredores presentes en la Plaza de Toros como agentes de la Policía Foral han intentado sacar a los mozos del montón, y se ha visto a uno de los agentes portando a un hombre en estado inconsciente.

Dos cabestros han saltado a los corredores amontonados y han accedido finalmente al coso, mientras que el resto de cabestros y los seis astados han sido trasladados a través de una puerta lateral que se ha abierto en el Callejón para que pudieran salir al ruedo.

El encierro, que ha durado 4 minutos y 15 segundos, ha comenzado puntual a las ocho de la mañana, cuando los seis toros de la ganadería gaditana y los cabestros han salido hermanados desde los corrales de Santo Domingo.

La velocidad de los astados y la multitud de mozos en todos los tramos, al coincidir la carrera con el fin de semana, ha provocado numerosas caídas a lo largo de todo el recorrido y si bien se han vivido momentos de peligro y los astados han arrollado a multitud de mozos, no ha habido cornadas.

La manada ha enfilado de forma agrupada desde la Cuesta de Santo Domingo, pero se ha ido estirando a medida que los toros han cogido velocidad. Un astado negro ha cogido la delantera al resto de sus hermanos en este trayecto, en el que debido a la multitud congregada se han visto diversas caídas.

Ya en el Ayuntamiento, los toros han tomado la delantera a los cabestros. Han librado bien la curva de Mercaderes, por la parte izquierda, y la manada ha enfilado la calle Estafeta de forma estirada. En este tramo, se han podido ver multitud de caídas por la aglomeración de corredores y también se ha caído uno de los toros.

Otro de los astados ha caído al suelo en el callejón, mientras que se iniciaban los momentos tan angustiosos vividos como consecuencia del tapón generado a la entrada de la Plaza.

Los seis astados de la ganadería gaditana serán lidiados esta tarde, a las 18.30 horas, en la Plaza de Toros de Pamplona por los diestros Juan José Padilla, Miguel Ángel Perera e Iván Fandiño, en la penúltima corrida de toros de las fiestas de este año.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es