14 de noviembre de 2019, 4:59:00
Economía

REACCIONES A LA CRISIS DE LOS ASTILLEROS


"Seguiremos peleando por el sector naval y las 87.000 familias que dependen de nosotros"


La patronal de astilleros privados, Pymar, ha pedido que se aminore el impacto de la decisión de Bruselas de que los inversores devuelvas las bonificaciones fiscales. Mientras, Montoro asegura que se evaluará si esas ayudas europeas, "tax lease", son desproporcionadas.


Las reacciones a las decisiones tomadas por la Comisión Europea sobre el sistema de bonificaciones fiscales del "tax lease" no se han hecho esperar. Por un lado, Pymar, la patronal de astilleros privados. Por otro, el ministro de Haciendo, Cristóbal Montoro.

La patronal de astilleros privados Pymar ha pedido este miércoles al Gobierno que aminore el impacto que tendrá la decisión de Bruselas de que los inversores devuelvan las bonificaciones fiscales de las que se beneficiaron por invertir en la construcción de buques. Mientras este martes Pymar consideraba "devastador" para el sector que se tuvieran que devolver la ayudas recibidas entre 2007 y 2011, este miércoles entiende que existen "esperanzas" porque el comisario de la competencia, Joaquín Almunia, ha dicho que deja en manos del Gobierno español el cálculo de la cuantía de las devoluciones. No obstante, la patronal considera la decisión de Bruselas "injusta y discriminatoria", por lo que no descarta recurrirla, entre otras posibles acciones legales que sus dirigentes han rehusado detallar.

La Comisión Europea ha dictaminado hoy que los inversores que se beneficiaron de bonificaciones fiscales por invertir en la construcción de buques mediante un procedimiento de tax-lease (arrendamiento financiero) deben devolver a Hacienda las cantidades que no pagaron entre 2007 y 2011. Para el presidente de Pymar, Alvaro Platero, la obligación de devolver ese dinero es "absolutamente injusta" porque el sistema de ayudas fue avalado en 2009 por la entonces comisaria de la Competencia y porque a Francia no se le obligó a devolver las ayudas dadas bajo un sistema similar al español. "Seguiremos peleando por el sector naval y las 87.000 familias que dependen de nosotros", ha asegurado Platero, quien ha destacado la unidad inédita de las instituciones -Gobierno, autonomías, parlamentarios, eurodiputados, sindicatos, empresarios y trabajadores- que se ha producido en defensa del naval. También ha señalado como positivo el hecho de que finalmente se haya reducido en dos años el plazo de devolución de las ayudas -inicialmente se barajó de 2005 a 2011- y que hayan quedado excluidos del pago astilleros y armadores, según informa Efe.

Estos avances, ha destacado, se han conseguido gracias al apoyo del Gobierno, "que confiamos que seguirá siendo total en la fase que viene ahora, la de la recuperación, para que se puedan atenuar al máximo posible los daños de la resolución". "Confiamos en que el Gobierno lo pueda hacer porque ha demostrado que apoya al sector naval y porque Almunia ha dicho que la cuantía a devolver y cómo se debe devolver será determinado por Hacienda", ha apuntado al respecto la consejera delegada de Pymar, Almudena López del Pozo. En su opinión, eso "matices" introducidos hoy por Almunia en su discurso dan pie a la esperanza. "Confiamos en que lo van a hacer lo mejor posible para defender al sector" y evitar cierres, ha insistido López del Pozo, quien ha pedido al Ejecutivo que para atraer a nuevos inversores ponga en valor el actual sistema de ayudas al sector, que cuenta con el aval de Bruselas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha avanzado que su departamento "evaluará" el importe que implicará la devolución de las ayudas europeas ('tax lease') recibidas por los inversores del sector naval español entre 2007 y 2011, y que después el Gobierno podría recurrir esta decisión de la UE "si se estima que son elevadas y excesivas y que perjudican al futuro los astilleros". En declaraciones tras su participación en el Pleno extraordinario del Congreso de los Diputados, el ministro de Hacienda ha señalado que "esa es la tarea que corresponde ahora" al Gobierno, según informa Europa Press.

En cualquier caso, ha coincidido con el ministro de Industria en valorar "positivamente" que el margen temporal de las ayudas a devolver se haya recortado respecto al tiempo inicial fijado por la Comisión Europea, que incluía los importes cobrados por el sector desde 2005. Asimismo, ha asegurado que este nuevo planteamiento "hay que valorarlo como resultado del intercambio de posiciones" entre el Gobierno y Bruselas.

Frente a estas reacciones, la de la Diputación de Cádiz, que ha aprobado por unanimidad rechazar la devolución de las ayudas fiscales para la construcción naval confirmada hoy por Bruselas. El Pleno de la Diputación de Cádiz ha aprobado con los votos del PP, PSOE e IU su rechazo a la devolución de las ayudas fiscales denominadas "tax lease", aplicadas para financiar la construcción de buques.

La oposición se ha expresado en una iniciativa planteada por el grupo Popular y defendida por el responsable de Empleo en la Diputación, Ignacio Romaní, en cuya exposición de motivos ha especificado que "el futuro del sector naval español está en riesgo"; una industria que aglutina 87.000 empleos, 19 astilleros, armadores y una "voluminosa industria auxiliar".

Romaní ha indicado que en la provincia de Cádiz más de 2.000 empleos directos dependen de la actividad de los astilleros y ha precisado que el temor actual se cierne sobre una posible huida de los inversores hacia factorías de otros países, alentados por el menor coste y la mayor seguridad jurídica.

Además, el secretario general de Industria, Luis Valero, ha señalado este miércoles que en la propuesta de la Comisión Europea sobre las devoluciones de ayudas al sector naval ha habido una mejora pero ahora "hay que ver la letra pequeña y el peso que van a tener los financiadores". Valero que acudió este miércoles al encuentro anual de la patronal de bienes de equipo Sercobe, ha dicho a un grupo de periodistas que ahora hay que aclarar el papel de los financiadores y ha agradecido las gestiones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani, para mejorar la propuesta.

El secretario general de Industria ha señalado que no tener que devolver las ayudas desde 2005 a 2007 va a suponer una rebaja considerable, aunque no están del todo contentos con la propuesta. "Ahora tenemos que ponernos a trabajar. Hay que estudiar todo con cuidado la liquidación de las ayudas" y ha señalado que aunque es un proceso laborioso, "Hacienda va a ver con buenos ojos cualquier liquidación". Ha recordado que aunque tenemos un sistema nuevo de ayudas "no va a ser fácil para el sector", pero "no podemos pararnos y ponernos a llorar, hay que intentar ser prácticos y conseguir la normalización del sector". Valero ha insistido en que el Estado se reserva el derecho a recurrir porque hay base jurídica suficiente.

Otras reacciones son las que ha demostrado el Ayuntamiento de Sestao, en Bizkaia, que ha mostrado hoy su preocupación por "las graves consecuencias laborales y sociales" que tendrá la decisión de la UE respecto a las ayudas fiscales al sector naval y ha convocado una concentración este jueves a favor de esta industria. Esta localidad vizcaína alberga en su término municipal el astillero de La naval (Construcciones Navales del Norte), el más importante por pedidos y número de trabajadores, del País Vasco.

La Junta de Portavoces del ayuntamiento (integrada por PNV, PSE-EE, Bildu y PP) ha reprobado la decisión de la Comisión Europea y ha trasladado su apoyo absoluto y solidaridad a los trabajadores de La Naval que esta noche han protagonizado un encierro en sus instalaciones. En la declaración aprobada por todos los grupos políticos con representación municipal se hace un llamamiento a la ciudadanía a participar en la concentración que el Ayuntamiento de Sestao convocará el jueves 18 en la Plaza del Kasko "a favor del sector naval". La Junta de Portavoces también insta a las administraciones públicas a "analizar en profundidad la situación del sector naval y elaborar un plan industrial que garantice su continuidad futura".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es