14 de noviembre de 2019, 17:35:12
Economía

Crónica económica


56.348 euros de deuda pública por trabajador


En la época del boom se gestó la crisis, a base de acumular, entonces, gran cantidad de deuda. La salida tiene que pasar por reducirla. Pero el Estado la aumenta sin remisión. Por José Carlos Rodríguez


Vamos primero con los datos. Las Administraciones Públicas han acumulado hasta mayo de este año una deuda de 937.334 millones de euros, después de haber crecido en sólo un mes 23.349 millones de euros, cerca del 2 por ciento del PIB en sólo 31 días. De este modo, la deuda pública alcanza el 89,5 por ciento del PIB, a sólo un punto porcentual del 90,5 por ciento previsto para el conjunto del año.

Este aumento se debe sobre todo a las obligaciones contraídas a medio y largo plazo, por un valor de 31.813 millones hasta los 640.017 millones de euros, y en menor medida por el endeudamiento a corto plazo (581 millones más hasta los 81.755).

Esta evolución supone que el crecimiento de la deuda en los cinco primeros meses del año, sobre el mismo período de 2012, ha sido del 19,3 por ciento. A este ritmo, es inimaginable que el Gobierno cumpla con el objetivo de déficit.

Sólo que según ha filtrado el Ministerio de Economía a la agencia Europa Press, no seguiremos este ritmo. En mayo se habían cubierto el 50,6 por ciento de las emisiones brutas para todo el año, y el calendario de amortizaciones de deuda en circulación será más regular, con lo que teniendo en cuenta lo que queda de amortizaciones y emisiones, la previsión para final de año es del 91,4 por ciento del PIB.

Ahora bien, la evolución del déficit público no nos puede llevar a engaño. Según los datos recabados y analizados por BBVA Research, “el déficit público acumulado hasta mayo de 2013 se habría situado por encima del 3,0% del PIB, en torno a 1,9 puntos porcentuales más que en el mes anterior. Este incremento del déficit es consecuencia de un deterioro generalizado en todos los niveles de la administración, que resulta más acusado (en términos relativos) en las comunidades autónomas”. Da la impresión de que esto no hay quien lo pare.

Si dividimos la deuda entre la población (estimada por el INE para enero de este año en 46.704.314 personas), arroja una deuda por español de 20.060 euros. Para una familia de cuatro miembros, la deuda es de 80.240 euros. Según la EPA hay 17.391.500 hogares, por lo que la media por hogar es de 53.896 euros. También según la EPA hay 16.634.700 ocupados. Eso quiere decir que por cada español que trabaja, la deuda es de 56.348 euros.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es