22 de noviembre de 2019, 1:15:33
Nacional

Serra y Thiebaut, que trabajan para Médicos Sin Fronteras, viajan ya a España


Liberadas las dos cooperantes españolas secuestradas en Kenia en 2011


Las dos cooperantes españolas de Médicos sin Fronteras secuestradas en el noreste de Kenia el 13 octubre de 2011 han sido liberadas este jueves. Blanca Thiebaut y Montserrat Serra fueron raptadas cuando trabajaban en el campo de refugiados de Dadaab en la construcción de un hospital. Fuentes conocedoras del caso han informado de que ambas vuelan ya en dirección a España.


Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, las dos cooperantes españolas de Médicos sin Fronteras secuestradas en Kenia desde 2011, han sido liberadas este jueves. Las dos cooperantes españolas fueron raptadas por una banda que de entrada se especulaba que podía ser Al Qaeda en el Magreb Islámico y de Al Shabab, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la familia y de la ONG Médicos sin Fronteras.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha calificado de "magnífica noticia para todos" la liberación de las dos cooperantes, cuyas pruebas de vida, según ha dicho, "eran realmente difíciles de ver". El ministro ha señalado a los periodistas en Valencia que las dos cooperantes llegarán "muy pronto a España", tras haber vivido un cautiverio "extraordinariamente largo", y en el que Médicos Sin Fronteras ha hecho una labor "realmente notable".

García-Margallo, quien ha rehusado hablar de las negociaciones del rescate porque "de esos temas no se habla jamás", ha explicado que el Gobierno ha seguido este secuestro "desde el primer día" en que tomó posesión, y ha insistido en que es una "buena noticia" su liberación.

Según han informado a Efe fuentes conocedoras del caso, ambas "han salido de Somalia" -donde al parecer se encontraban retenidas- y "han llegado a Yibuti esta mañana o a mediodía". Desde Yibuti, país fronterizo con Somalia que acoge efectivos de las Fuerzas Armadas de varios países europeos que participan en la Operación Atalanta de la Unión Europea (UE) contra la piratería, las dos liberadas han iniciado el viaje de regreso.

La ONG ha convocado una rueda de prensa para este viernes en su sede de la capital española en la que el presidente de MSF, José natonio Bastos, aportará detalles del estado y regreso a España de las dos jóvenes.

Médicos sin Fronteras (MSF) ha informado de que ambas "se encuentran en buen estado de salud y están a la espera de unirse con sus seres queridos lo antes posible". Según ha explicado la ONG en un comunicado, un equipo de MSF está ofreciendo todo el apoyo a Montse Serra y Blanca Thiebaut y sus familias y "trabaja firmemente para que el regreso de las cooperantes a sus hogares se produzca cuanto antes".

Así las cosas, MSF ha pedido tanto a los medios de comunicación como a la opinión pública que "respeten la privacidad de las cooperantes durante este proceso de adaptación a la vida en libertad". Asimismo, ha aprovechado para agradecer "el esfuerzo de todos los implicados en la liberación". "Una vez más, MSF condena enérgicamente los ataques contra estas trabajadoras humanitarias que dan asistencia médica a la población somalí más vulnerable y que huyen del hambre y de la guerra".

La cooperante de Palafrugell (Girona) Montse Serra y la madrileña Blanca Thiebaut fueron secuestradas en el campamento de refugiados somalíes de Dadaab, en Kenia, a 100 kilómetros de la frontera con Somalia. Ambas trabajaban como logistas en la construcción de un hospital de atención primaria y nutricional, y fueron secuestradas cuando circulaban en un vehículo.

El campamento de Dadaab, uno de los mayores del mundo que atiende a casi medio millón de desplazados por el conflicto y la hambruna de su vecina Somalia, está dividido en diversos sectores, y el incidente se localizó en el conocido con el nombre de Ifo.

En dicho sector se encontraban en el momento del secuestro otros 68 cooperantes de Médicos Sin Fronteras, ocho de ellos expatriados internacionales -alguno de ellos también español- y el resto nacionales de Kenia, si bien no se vieron implicados en el suceso.

La joven de Palafrugell, de 32 años, llevaba un año haciendo tareas de cooperación, en ese momento a 100 kilómetros de Somalia, y anteriormente en Yemen. La cooperante es profesora de Tecnología del Instituto de Educación Secundaria (IES) El Pedró de l'Escala (Girona), donde había pedido un permiso de un año para llevar a cabo proyectos de cooperación.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es