17 de octubre de 2021, 1:46:01
Opinión


Javier Bardem: macarra, agresivo y cínico

Joaquín Vila


Parece increíble que Bardem sea una celebridad. Todos sus papeles son iguales, como él: macarra, chulo, sucio. ¿Cuándo se ducha? ¿Cuándo se afeita? ¿Cuándo se cambia sus espantosas camisetas progres? Seguramente, apesta.

Pero lo peor no es su incompetencia como actor y su cinismo político. Los millones le salen por las orejas, echa a los trabajadores de sus restaurantes a patadas, cual capitalista depredador. Pero, eso sí, encabeza todas las manifestaciones contra el Gobierno, contra la derecha, contra el PP. Es un izquierdista que acumula riqueza, pero que luego llora por los desahuciados y los parados. Un cínico.

Su último gesto chulesco fue llamar “hijos de puta” a los periodistas que le esperaban a la salida de un restaurante, donde se dejó unos cientos de euros para los desamparados de sus michelines, en compañía de otro simpático y atractivo personaje: Pedro Almodóvar.

Pero no quiere saber que es un pésimo actor, que vive en la cresta de la ola, precisamente por esos periodistas que se pasan el día sacándole por todas partes. Como si fuera George Clooney. Y no se parece en nada. En nada.

También parece increíble que una mujer como Penélope Cruz, bella, fina, educada se haya casado con un cachalote de este porte. Es de suponer que tiene el olfato amuermado y la vista cansadísima. No tiene otra explicación.

Pero llamar “hijos de puta” a los periodistas que le han hecho célebre demuestra la calaña del personaje. Tiene un buen espejo en su madre. Una familia ejemplar. Forrados de millones, pero que quieren hacerse los solidarios, los izquierdistas más puros con las víctimas de la recesión. Pues que coma menos marisco y chuletas de cerdo ibérico, que se lave, se duche, se afeite o se deje barba de verdad y aprenda a actuar. Es un “bluf”. Y la culpa es de los periodistas. De los “hijos de puta” de los periodistas.

Jamón, jamón. Para la barrigota desparramada bajo sus sucias y apestosas camisetas.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es