18 de agosto de 2019, 9:54:31
Sociedad

Renfe y Adif le culpan del accidente; 30 heridos graves aún hospitalizados


Interior cree que hay indicios para mantener detenido al maquinista, acusado de homicidio imprudente


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado este sábado durante su visita al lugar del accidente, que el maquinista del tren está detenido porque hay "claros" indicios de delito, aunque fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia ya han confirmado que no será hoy cuando el conductor pase a disposición judicial. Mientras, Renfe y Adif coinciden en señalarle como el único responsable. Vea aquí el vídeo del descarrilamiento. | Las imágenes de la tragedia.


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha declarado hoy que el maquinista del tren siniestrado el pasado miércoles, accidente en el que fallecieron 78 personas, está detenido porque hay "claros indicios para ello".

El ministro ha hecho está afirmación ante los periodistas en el lugar del accidente, adonde ha acudido esta mañana acompañado de la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Fernández Díaz ha subrayado que el maquinista, que permanece ingresado el hospital clínico de Santiago y que ayer se negó a declarar ante la policía, pasará a disposición judicial cuando el juez lo considere oportuno.

El ministro ha explicado que continúan las laborales de retirada del convoy siniestrado, justo en el momento en el que otro tren circulaba a la altura del que sufrió el accidente. "Ahora pasa un tren. Este es un momento importante", ha dicho Fernández Díaz en alusión a los trabajos para recuperar el servicio ferroviario en la zona.

En su visita a la zona, los ministros han estado acompañados por el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, entre otras autoridades y mandos policiales. La comitiva, posteriormente, se ha trasladado al complejo del Sar, donde se encuentran familias de las víctimas mortales.

Francisco José Garzón, no pasará hoy a disposición judicial, según prevé el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG). El maquinista se negó ayer a declarar sobre las circunstancias del siniestro ante la policía, que le custodia en el centro sanitario. Según un comunicado del TSJG, la intención "si es posible, es que el paso a disposición sea en los juzgados", y no en el hospital.

La Policía detuvo el jueves a las 20.00 horas en el hospital en el que permanece ingresado al maquinista del tren que descarriló la noche del miércoles en Santiago de Compostela imputado por "imprudencia".

Por su parte, el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Gonzalo Ferre, ha asegurado este viernes que el maquinista del tren siniestrado tenía que haber empezado a frenar cuatro kilómetros antes de llegar a la zona donde se produjo el accidente.

En una entrevista con Efe, Ferre ha apuntado que "cuatro kilómetros antes del lugar donde se produce el accidente (el maquinista) ya tiene la notificación de que tiene que empezar a reducir la velocidad, porque a la salida del túnel tiene que ir a 80 (kilómetros) por hora".

Ferre ha defendido que funcionaron todos los sistemas de seguridad y que, en cualquier caso, el maquinista tenía una hoja de ruta con todas las indicaciones porque "esa es la función del maquinista dentro del tren", es decir, "controlar la velocidad", porque "si no, sería un pasajero".

"Lo lógico y lo normal es que el conductor jamás vaya a una velocidad por encima de la permitida", ha apuntado, para añadir que Adif no ha detectado nunca problemas en ese sentido, porque "hay controles estrictos de velocidad y si se pasa se le retira la licencia".

Ferre ha defendido que no se trataba de una curva peligrosa, ya que "los trazados se realizan en virtud de la geografía que atraviesan", es decir, que están adaptados a ella.

También ha descartado que se trate de un "punto negro" de la red, porque "un trazado con velocidad de 80 (kilómetros hora) no es más peligroso que un trazado con una velocidad (limitada) a 200 (kilómetros hora) o un trazado con una velocidad a 300 (kilómetros hora)".

El presidente de Adif ha añadido que "nunca había habido un accidente en este tramo", que es "tan fácil o tan difícil como los demás" y que lo único que exigía era "respetar la velocidad".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es