20 de octubre de 2021, 12:18:54
Mundo

El Ministerio del Interior egipcio dice que usará munición real contra los ataques


Los Hermanos Musulmanes se preparan para plantar cara al Ejército con manifestaciones en todo el país


La Presidencia de Egipto ha decretado desde las 16.00 hora peninsular española el Estado de Emergencia en todo el país durante el próximo mes debido a la oleada de violencia y muerte que se ha desatado después de que el Ejército desmantelara dos campamentos de protesta de los Hermanos Musulmanes. Al menos 525 personas murieron y 3.717 resultaron heridas, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad.


Al menos 4 personas murieron hoy y 5 resultaron heridas en un ataque armado contra un puesto de control policial en la localidad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, en el este de Egipto, según la televisión.

Por el momento, la cadena no ha dado más detalles sobre este ataque.

El diario independiente Al Masry al Youm señaló en su versión digital que se trata de un asalto contra dos puestos de control, y no uno, levantados en la carretera de circunvalación de Al Arish.

Desde ayer, Egipto es escenario de disturbios, que han dejado cerca de 530 muertos y 3.717 heridos en distintas provincias, tras la operación policial que desmanteló ayer dos acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en El Cairo.

Por su parte, el Ministerio egipcio del Interior afirmó que ha dado instrucciones a sus fuerzas para que empleen munición real para afrontar cualquier ataque contra las instituciones gubernamentales y los efectivos del orden.

En un comunicado, el Ministerio apuntó que ha tomado esta decisión "a la luz de los ataques terroristas de los Hermanos Musulmanes contra instituciones y la policía, sus intentos de apoderarse de armas y el corte de caminos para sembrar el caos".

Los Hermanos Musulmanes han llamado a sus seguidores a unirse a los funerales esta tarde de algunos de los fallecidos la víspera en la mezquita de Al Iman, en el barrio cairota de Ciudad Naser, donde se hacinan decenas de cadáveres.

El portavoz de la cofradía, Gehad Hadad, instó en su cuenta personal de Twitter a acudir a dicha mezquita para el rezo musulmán del "Asr" con el fin de honrar a los "mártires" del miércoles, cuando murieron al menos 525 personas, según la última cifra del Ministerio de Sanidad.

Ya se han detectado choques entre los partidarios y opositores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi estallaron durante protestas de los islamistas en la ciudad de Alejandría, al norte de El Cairo, informó la televisión estatal.

Los enfrentamientos estallaron en el barrio de Victoria, mientras que en el distrito de Sidi Bishr los detractores de Mursi impidieron a los islamistas llegar a la iglesia de los Santos.

Retrasado el toque de queda
El Gobierno egipcio decidió reducir en dos horas el toque de queda, impuesto ayer en 14 de las 27 provincias del país por tiempo indefinido.

El primer ministro, Hazem el Beblaui, dio instrucciones de que esta medida esté en vigor desde las 21.00 a las 06.00 hora local (de 19.00 a 04.00 GMT), en vez de a partir de las 19.00 hora de Egipto (17.00 GMT) como ayer, según la televisión oficial.

Este cambio en el toque de queda comienza a aplicarse desde esta misma jornada, durante la que han continuado los disturbios en buena parte del país, aunque con menor intensidad que el miércoles.

Incendiada una sede de la Gobernación en El Cairo
Grupos de personas asaltaron e incendiaron la sede de la Gobernación de Guiza, una de las tres provincias que abarca El Cairo, informaron a Efe fuentes de la seguridad egipcias.

Los funcionarios han sido evacuados del edificio gubernamental, ubicado en la avenida de Al Ahram, que conduce a las famosas Pirámides de Guiza, mientras los bomberos intentaban apagar el incendio.

La agencia estatal de noticias Mena señaló que algunos de los asaltantes fueron detenidos tras lanzar cócteles molotov contra la sede.

El Ministerio egipcio de Antigüedades precisó que este edificio tiene valor histórico y arquitectónico, por lo que invertirá en su restauración.

Además, las fuentes de seguridad agregaron que cientos de miembros de los Hermanos Musulmanes ocuparon la mezquita de Al Imán, en el barrio cairota de Ciudad Naser, y cortaron el tráfico en la avenida de Makram Ebied.

Los islamistas anunciaron que permanecerán en esa mezquita, como lo hicieron en la plaza de Rabea al Adauiya, donde ayer fueron desalojados por las fuerzas de seguridad, lo que causó disturbios que causaron la muerte de al menos 525 personas.

Toque de queda
Todo ello a pesar de que la Presidencia egipcia decretó el Estado de Emergencia en todo el país durante un mes a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT), tras los disturbios de las últimas horas en distintas provincias.

Según un comunicado de la Presidencia, leído en la televisión estatal, la decisión fue adoptada debido al "peligro" que se cierne sobre "la seguridad y el orden en los territorios del país".

El presidente interino egipcio, Adli Mansur, encargó a las fuerzas armadas, con la ayuda de la policía, adoptar las "medidas necesarias" ante esta situación.

Las autoridades denunciaron "actos intencionados de destrucción y ataques contra instalaciones públicas y privadas y la muerte de ciudadanos a manos de grupos radicales". Esta medida de excepción ha contado con la aprobación del Consejo de Ministros.

Los disturbios se han extendido por distintas partes del país, después de que la policía iniciara esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, en El Cairo.

El Ministerio de Sanidad informó hoy de que al menos 525 personas murieron y 3.717 resultaron heridas, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad. en los disturbios del miércoles en Egipto, desencadenados tras la operación policial lanzada para desmantelar las acampadas de los islamistas.

El portavoz de dicho departamento Mohamed Fathalá explicó que el mayor número de fallecidos en El Cairo se registró en la acampada de los seguidores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya, donde 202 personas murieron.

El estado de emergencia estuvo en vigor en Egipto con la excusa de la lucha contra el terrorismo desde 1981 hasta mayo de 2012, cuando decidió no renovarlo la junta militar que gobernó el país desde el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak (1981-2011) hasta la ascensión de Mursi al poder en junio del año pasado.

Con el estado de emergencia se suspende un gran número de derechos personales, civiles y políticos como el de huelga, el de ser asistido por un abogado en caso de ser detenido o a celebrar mítines políticos.

Esta medida da manos libres a los aparatos de seguridad para irrumpir en una vivienda y detener a cualquier persona de manera indefinida sin necesidad de notificarlo a las autoridades judiciales.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es