26 de enero de 2021, 4:22:53
Cultura

El Cordobés, El Cid y El Fandi cortan una oreja en málaga


El Juli cuaja una gran tarde y sale a hombros en Almería


El diestro Julián López "El Juli" cuajó una tarde redonda en Almería, en la que cortó tres orejas que le permitieron salir por la Puerta Grande en el tercer festejo de la Feria de la Virgen del Mar.


El Juli cortó las dos orejas de su primero, un gran toro de Garcigrande, al que cuajó tanto con el capote como con la muleta. Excelentes verónicas de recibo, galleo para poner en suerte, y quite por chicuelinas y tafalleras de muy buena ejecución.

El madrileño mandó castigar poco al toro en varas, dejándoselo "crudito", para instrumentar a continuación una vibrante faena de muleta, iniciada con estatuarios, y con una base de toreo fundamental de mucha transmisión y muy buen son. Cerró labor con manoletinas y una gran estocada que dieron paso al doble trofeo.

Con las "lopecinas", ejecutadas casi a la perfección, caldeó la plaza El Juli en el quinto de la tarde, al que firmó una faena de poder, de torero de raza, de querer estar siempre, y con todos los toros, arriba del escalafón.

Metió al público en la faena por su tesón, pues el toro no estuvo a la altura. La estocada, tras un pinchazo, le permitió cortar la tercera oreja de la tarde en su haber.

Noble, pronto y con clase fue el tercero de la tarde, al que Perera recetó muletazos muy cadenciosos, adelantándole la muleta y llevándolo hasta muy atrás. Epilogó su labor con manoletinas con la planta muy quieta, y mató de una buena estocada en el centro del platillo, que hizo rodar si puntilla al de Domingo Hernández.

Con dos pases cambiados por la espalda en la boca de riego principió la faena al que cerró plaza, un toro incierto y parado, con el que insistió mucho Perera, en una faena de más a menos, en la que no pudo conseguir el pretendido segundo trofeo que le hubiera permitido acompañar al Juli en la Puerta Grande.

Ponce se mostró elegante en el recibo a la verónica al que abrió plaza. Empezó faena con doblones por abajo sacándose el toro a los medios. El astado punteaba los engaños, pero el magisterio del valenciano le corrigió el defecto para acabar toreándolo con temple y limpieza sobra ambas manos. El descabello le hizo perder premio.

El segundo del lote del valenciano llegó a la muleta rebrincado, teniendo que poner todo de su parte el torero, exponiendo en tandas por el pitón derecho con más voluntad que acierto.

Málaga
Mientras, en Málaga el público se divirtió de lo lindo con una corrida en la que destacó fundamentalmente el buen juego de las reses lidiadas. Tanto las de Zalduendo que remendaron los lotes, como las titulares de Torrealta, sin excepción, facilitaron el triunfo de una terna que se marchó con una oreja cada uno en el esportón en una tarde que fue creciendo en tono triunfalista conforme iba avanzando el espectáculo.

El Cordobés ha ofrecido su imagen más sobria. Su primero fue un toro tan noble como flojo de Zalduendo ante el que destacaron los naturales de uno a uno, y sobre todo los estatuarios finales. Se le pidió la oreja tras una estocada y luego ni se le invitó a saludar tras una petición minoritaria.

Sí que consiguió el trofeo ante el cuarto, un astado rebrincado y con poco recorrido, pero que colaboró con el diestro para poder brillar nuevamente por el pitón izquierdo y, sobre todo, con sus esperados saltos de la rana, que terminaron por caldear los ánimos. Estuvo muy certero toda la tarde con los aceros.

También obtuvo una oreja El Cid del segundo de su lote. Fue un burel ante el que se pudo ver lo mejor de la tarde con el capote, y que llegó prometedor a la muleta. Su actuación fue a más, sobre todo con las tandas de toreo en redondo. Anteriormente, en su primero también dio una vuelta al ruedo por una labor con mucho oficio, con series cortas pero de mano muy baja. Lo mejor llegó al natural, en una faena con detalles estéticos.

El Fandi volvió a tener en las banderillas su fuerte durante toda la tarde, ofreciendo dos faenas de corte similar en las que gozó del respaldo del público. Aún colaborador, su primero no tuvo la calidad del que cerraba plaza, un toro con calidad y boyantía de inicio y con el que sin embargo no se alcanzó el triunfo deseado para redondear su actuación.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es