11 de diciembre de 2019, 10:24:28
Economía

Crónica económica


Es pronto para decir que Bernanke ha tenido éxito


Durante la Gran Depresión, los bancos caían como moscas. Son muchos los que lo han hecho en esta Gran Recesión, como se le llama, pero también son muchos menos. ¿Ha tenido éxito la política de Ben Bernanke? Por José Carlos Rodríguez


Mark Thoma, un gran economista estadounidense, ha recordado en un artículo publicado por The Fiscal Times, una conferencia ofrecida por Ben Bernanke con motivo del 90 cumpleaños de Milton Friedman. Este autor, junto con Anna Schwartz, escribieron el relato canónico sobre la Gran Depresión, en uno de los capítulos de su obra A MonetaryHistory of theUnitedStates, 1863-1960.

En la obra, ambos autores aseguraron que la causa inmediata de la Gran Depresión, que estalló en 1929, fue la errónea política monetaria de la recientemente creada Reserva Federal. Y, en concreto, porque permitió una gran destrucción del volumen del crédito. En aquél discurso de Bernanke, del 8 de noviembre de 2002, recuerda Thoma, Bernanke dijo: “tienes razón, nos equivocamos; lo sentimos mucho, pero gracias a ti no volveremos a fallar de nuevo”.


Mark Thoma compra la mercancía de Friedman y Bernanke. Cree que aunque la respuesta de la Fed a la llamada Gran Recesión de 2008 no ha sido perfecta, “ha evitado el gran error de permitir bancarrotas masivas de bancos, y caídas en las reservas de los bancos, que fueron tan problemáticas durante la Gran Depresión”.

Pero el autor también cree que hoy contamos con elementos que han contribuido a evitar aquél desastre, y que van más allá de la política monetaria. Primero, que “cuando nos topamos con la recesión, teníamos un nivel de riqueza social muy, muy superior”, y por tanto más margen para absorber el golpe. Y en segundo lugar, el funcionamiento de los estabilizadores económicos; básicamente del seguro de desempleo que ha evitado algunas de las consecuencias más duras del desempleo.

Dejando a un lado lo que dice Thoma sobre los estabilizadores automáticos y sobre la mayor riqueza financiera, hay varios errores que se pasan por alto a la hora de hacer este análisis. Da por buena la interpretación de Milton Friedman, y no es momento este para criticárselo. Hacerlo exigiría hacer una visita, muy complicada, a la historia monetaria de la Gran Depresión.

Pero una cosa es atenerse a esa interpretación y otra distinta la de asumir que porque Ben Bernanke, con el libro de Friedman y Schwartz en la mano, haya hecho lo posible para inundar el mercado de liquidez, y se hayan evitado los problemas de los años 30’, no se vayan a dar otros problemas generados, precisamente, por la política extremadamente laxa de la Reserva Federal bajo el propio Bernanke.

Para eso tenemos que contar con un elemento que no está en nuestra mano: el tiempo. La crisis de 1929 se convirtió en la Gran Depresión, y ésta se prolongó, en contra de lo que pudiera pensarse en un primer momento, hasta 1944. Es decir, duró quince años. La política que se siguió entonces no es la misma que la que se ha seguido ahora. Entonces, los Estados Unidos sufrieron la política de Hoover y F.D. Roosevelt en contra de la producción, más los efectos de un nacionalismo económico que arreció con fuerza, más una guerra de proporciones mundiales. No es probable que esta crisis dure tanto. Pero la multiplicación de la deuda por la política de los bancos centrales, más la política fiscal, suma nuevas incertidumbres hacia el futuro. Decir ahora que la política inflacionista de Bernanke ha sido un éxito es adelantar acontecimientos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es