13 de diciembre de 2019, 23:44:17
Sociedad

más señalización


Adif revisa los tramos con "saltos de velocidad" en la red tras el accidente del Alvia


Adif empezará este sábado a reforzar la protección de aquellos puntos de la red ferroviaria donde haya "transiciones altas de velocidad", tal y como han informado fuentes de la empresa pública.


El administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif) empezará a mejorar desde este sábado la seguridad en el tendido, al reforzar "de modo provisional" la protección en aquellos puntos en que puede haber "saltos de velocidad", han dicho a EFE fuentes de la empresa pública.

Estas "garantías" se adoptan después del accidente que se produjo el pasado 24 de julio al descarrilar en la compostelana curva de A Grandeira, a unos 4 kilómetros de la estación de Santiago, un Alvia que cubría la ruta Madrid-Ferrol, y cuya causa más probable parece ser una circulación muy por encima del máximo de velocidad permitido.

Adif ha señalado a EFE que se actuará en aquellas zonas en las que se dan "transiciones altas de velocidad" y ha especificado que esta definición engloba "saltos importantes, porque, por ejemplo, reducir de 70 a 30 kilómetros por hora, también lo es".

También se colocarán carteles, que enriquecerán la señalización, y se instalarán más balizas, con el propósito en todo caso de alertar a los maquinistas de la necesidad de bajar la marcha y, en última instancia, de forzar incluso el frenado si los apercibimientos fuesen desoídos.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ya había anunciado en su comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado día 9, para explicar el siniestro ocurrido en Galicia, que se estaba sometiendo a revisión todo el sistema: cuadros de velocidades, protección y protocolos.

Precisamente la comisión de carácter técnico creada tras el accidente del Alvia tiene un plazo de seis meses para elaborar un informe no vinculante que incluya las recomendaciones que se consideren oportunas, mientras que la comisión de investigación de accidentes ferroviarios se centra, por su parte, en lo acontecido únicamente en el siniestro del tren que causó la muerte a 79 personas y heridas a más de un centenar.

Fuentes de Adif han comentado hoy a Efe que si hablan de "medidas provisionales" es porque esta entidad y el operador Renfe han estado realizando estudios y revisando los protocolos, de modo que "cuando se sepa qué hay que hacer", en los plazos programados, "se adoptarán medidas con carácter definitivo que complementarán o sustituirán a éstas".

Un día después del accidente del Alvia, Fomento ordenó la elaboración de un informe sobre "todos los kilómetros de la red", han recordado estas fuentes.

Adif ha enviado este jueves la documentación que le había requerido el juez de instrucción número tres de Santiago, Luis Aláez, y que contiene la relación de responsables de seguridad en el tramo Ourense-Santiago, donde el pasado 24 de julio se produjo el percance.

Renfe también envió al magistrado el mismo día su parte, que recoge las normas de uso de los móviles corporativos dentro de un tren, después de que la caja negra del Alvia accidentado el 24 de julio haya revelado una conversación entre el interventor de a bordo con el maquinista y único imputado, Francisco José Garzón Amo.

Fuentes del operador ferroviario han manifestado a Efe que el magistrado instructor tiene en su poder los protocolos en los que se recoge cómo ha de ser el empleo de estos teléfonos, tras comprobarse que esta comunicación se produjo instantes antes del siniestro, y también los reglamentos relacionados con la seguridad en la circulación.

Igualmente, Renfe ha hecho entrega a Aláez de un informe indicativo de las personas que integran el órgano responsable en materia de seguridad en la circulación, con indicación de las capacidades o facultades de cada una de ellas en la toma de decisiones.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es