23 de noviembre de 2019, 2:44:54
Cultura

ambas instituciones han firmado un convenio de colaboración


El Prado expondrá un tríptico de El Bosco considerado una de las joyas del Museo de Lisboa


El Museo del Prado y el Museu Nacional de Arte Antiga han suscrito un convenio de colaboración en virtud del cual el museo de la capital portuguesa presentará a sus visitantes la exposición Rubens, Brueghel, Lorena. El paisaje nórdico en el Museo del Prado. El acuerdo entre ambas instituciones contempla el préstamo del Tríptico de las tentaciones de San Antonio de El Bosco -uno de los tesoros nacionales de Portugal, no expuesto antes en España- para la gran exposición que el Prado dedicará al artista flamenco en 2016.




En una nota de prensa, el Museo del Prado informa de que entre el 30 de noviembre hasta el 16 de marzo de 2014, los visitantes del Museu Nacional de Arte Antiga (Lisboa)–el principal museo de Portugal- podrán disfrutar de la exposición Rubens, Brueghel, Lorena. El paisaje nórdico en el Museo del Prado formada por 57 pinturas de los más destacados maestros del género que atesora el Prado.

"El Museo del Prado da así continuidad a su programa de exposiciones temporales fuera de su sede, viajando por primera vez al país vecino para acercar sus colecciones al público portugués". El convenio marco entre los dos museos contempla además el desarrollo de programas de intercambio, préstamo y depósito de obras orientados a su exposición en un contexto histórico y artístico vinculado a sus respectivas colecciones.

El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, y el director del Museu Nacional de Arte Antiga, António Filipe Pimentel, han suscrito un convenio que contempla también el préstamo del Tríptico de las tentaciones de San Antonio de El Bosco, obra considerada como uno de los tesoros nacionales de Portugal y que no ha sido nunca antes expuesta en España. El tríptico, sin embargo, no podrá contemplarse en Madrid hasta 2016, fecha prevista por el Prado para la inauguración de una gran muestra sobre el arista flamenco.

"El Tríptico de las tentaciones de San Antonio es una de las joyas indiscutibles del Museo de Lisboa y se cuenta entre los tesoros nacionales de Portugal. Es una obra compleja, la más elaborada entre las que El Bosco dedicó a un solo santo. Sin duda es la más popular entre todas las que llevó a cabo el pintor, hasta el punto de que se conservan no menos de veinte copias y la más famosa junto con el Jardín de las delicias y la mesa de los pecados capitales del Prado", explica la pinacoteca española.

Los paneles laterales del tríptico cerrado reproducen en grisalla el Prendimiento de Cristo (izquierdo) y el Camino del Calvario (derecho). En los tres paneles del tríptico abierto se representan las tentaciones del santo tomadas de la vida de san Antonio escrita por san Atanasio y de la Leyenda dorada de Jacobo de Vorágine. "Al traducir el combate que el santo mantiene con el demonio en la tierra y en el aire, El Bosco se deja llevar por su fantasía, de forma magistral, igual que siempre que representa diablos".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es