13 de diciembre de 2019, 10:17:05
Opinion


El PSOE y el respeto a la independencia judicial



La posible imputación en el caso de los ERE de destacadas figuras del PSOE está siendo muy mal digerida en el seno del partido. Se demuestra así la doble vara de medir socialista a la hora de pedir respeto a la justicia en sumarios ajenos y atacarla de un modo impresentable cuando son propios. Especialmente insidiosas han sido las declaraciones de Elena Valenciano contra la juez Mercedes Alaya, a la que ha acusado poco menos que de teledirigir la instrucción del caso de los ERE en función de lo que hagan o digan los socialistas andaluces; idea ésta compartida ayer en un mitin por el “número tres” socialista, Oscar López.

Dos son las conclusiones fundamentales de todo este asunto. La primera, que la instrucción antes citada está retratando -y no precisamente bien- a PSOE y sindicatos en Andalucía. La segunda, el nerviosismo que produce en Ferraz la posibilidad de que salgan a la luz los turbios manejos que van aflorando en la investigación. Un nerviosismo, por cierto, similar al que Bárcenas suscita entre determinados miembros del PP. Pero al menos en éste último caso, nadie desde la calle Génova ha cargado las tintas contra el juez Ruz, como sí han hecho desde las filas socialistas contra Mercedes Alaya. Y si el PP debe aguantar el tipo en el caso Gürtel, el PSOE debe hacer lo propio con los ERE. Caiga quien caiga; incluso Griñán o el propio Chaves.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es