20 de julio de 2019, 15:29:47
Opinion


LOS ESPAÑOLES DEBEMOS UN BILLÓN DE EUROS DERROCHADOS POR LOS POLÍTICOS

Luis María ANSON


Es verdad que el Gobierno Zapatero ha sido el máximo despilfarrador en la gestión del presupuesto español. También es verdad que el Gobierno de Rajoy no ha reducido el gasto público adecuadamente. Para pagar lo que se derrocha y no se ingresa se acude a la fórmula de incrementar la deuda que en un par de meses sobrepasará la cantidad gigantesca de un billón de euros. Números redondos, el Estado habrá ingresado este año 350.000 millones de euros y gastará 410.000 millones. Esos 60.000 millones constituyen el déficit que, con suerte, se moverá por debajo del 7. Para sufragar el gasto desorbitado, Rajoy ha acudido a la deuda que alcanza ya cifras agobiantes.

Si gastamos ahora 60.000 millones más de lo que ingresamos, habrá que pensar en ingresar 100.000 millones más de lo que gastamos para en 10 años devolver la deuda que nos abruma. Todo un himalaya económico que compromete la salida de la crisis. Solo en intereses de la deuda, sin disminuir el principal, el Estado pagará una cantidad superior en 2014 a lo que nos cuestan todos los ministerios.

De lo que se trata, a la vista de estos números, es de reducir el gasto público al menos en un 20%. Si no se hace ese esfuerzo todo quedará en agua de borrajas. Claro que también conviene mejorar los ingresos pero no sobre el expediente fácil de aumentar los impuestos, entre otras cosas porque esa fórmula no significa que se recaude más. Rajoy, en fin, tiene que salir del paripé y meter la tijera de verdad en los gastos de las cuatro administraciones: la central, la autonómica, la provincial y la municipal. Es probable que los políticos no se lo consientan.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es