19 de enero de 2020, 9:51:43
Economía

economía


La "troika" cierra sus citas con la banca española con una visión más optimista


La "troika" -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- ha puesto hoy fin a su ronda de reuniones con la banca española con la idea de que la situación del sector comienza a mejorar, aunque quedan aún importantes retos.


Durante esta semana los "hombres de negro" de la llamada troika se han visto con responsables de más de una quincena de entidades en la que ha sido la cuarta visita de los inspectores para evaluar el éxito del rescate del sector financiero español.

Según han explicado hoy a Efe distintas fuentes financieras, la "troika" ha mantenido entrevistas con los bancos desde el pasado lunes con el fin de conocer de primera mano la situación del sector y antes de que arranque la visita oficial, que les llevará a partir del próximo lunes a reunirse con las autoridades.

Las refinanciaciones de créditos, el aumento de la morosidad, los avances en el ajuste de plantilla y el cierre de sucursales, la venta de participaciones industriales y, especialmente, las perspectivas de concesión de crédito o el impacto de retirar las cláusulas suelo han sido algunos de los temas más tratados entre los inspectores y las entidades.

Bankia, Unicaja y Liberbank fueron las primeras entidades que se entrevistaron con los "hombres de negro", el lunes, seguidas de NCG, Cajamar, Bankinter y el Banco Popular, el martes.

Ya el miércoles los convocados a las citas fueron Caja3 e Ibercaja, y Ceiss, y ayer, jueves, CatalunyaCaixa, Sabadell, Kutxabank y Santander.

Por su parte, CaixaBank, BBVA y BMN han sido los últimos bancos que se han reunido con los técnicos de la "troika", que publicarán sus conclusiones preliminares de este cuarto informe a finales de septiembre, y ya a finales de noviembre, el documento definitivo.

En este informe, la misión de la "troika" seguramente incluirá su visión más optimista sobre la situación de los bancos españoles tras el rescate, pero también las explicaciones recabadas sobre uno de los asuntos que más preocupa a los inspectores, cuándo comenzará a fluir el crédito a la economía real.

Ésta es la penúltima misión de la "troika" antes de que concluya, a finales de año, el programa de ayuda de hasta 100.000 millones de euros que concedieron los socios europeos a España, en julio de 2012, para sanear el sector financiero.

Una ayuda de la que solo se han utilizado menos de 40.000 millones de euros y para la que el ministro de Economía, Luis de Guindos, no prevé una prórroga pues el sector "no necesita más capital".

El programa de asistencia "expira y acaba" en enero próximo, aseguró recientemente el ministro, que recordó que el informe de la CE y del BCE, así como el del FMI sobre la tercera revisión del programa de asistencia financiera a la banca, son "positivos" y destacan que se van cumpliendo todas condiciones establecidas.

De la misma manera, el director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Antonio Carrascosa, también aseguró que "ya no hay una justificación técnica" para prorrogar el programa de asistencia a la banca española, ya que los dos elementos que justificaron su solicitud "han desaparecido".

Según indicó, el sistema financiero no tiene en la actualidad necesidades de capital, y si fuera necesario, el Tesoro podría atenderlas.

Además, sería bueno, "por cuestión de imagen", "cerrar esa página triste del sistema financiero español", aseguró Carrascosa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es