22 de noviembre de 2019, 11:29:44
Opinion


La mano que mece la cuna

Pedro J. Cáceres


Compro, cambio, vendo.
Se mueve el mercado de divorcios, pórtico de nuevos idilios, entre toreros y apoderados. Aún sin terminar la temporada hay toreros que prescinden del entrenador y van por libre.
Y por supuesto las serpientes de otoño que anuncian cambios en las alturas.

Las rupturas anunciadas de Urdiales, Uceda y Robleño entran dentro de la lógica de un fin de ciclo, más evidente en ellos - peligroso espejo en que el cristal dibuja las siluetas de Abellán, Encabo, etc.- que en sus apoderados Santiago López, Carlos Zúñiga o Raúl Galindo.
Posiblemente se haya anunciado alguno más, que ahora no recuerdo, y lo que es seguro es que vendrán otros pocos ¡la cosa está mu malita!
Hasta ahí, todo normal. Unos extrañan más (como, por cierto, la ruptura de Andy Cartagena con Santiago López) y otros están dentro de la lógica.

Lo que anima los cenáculos y tertulias son los rumoreados cambios de Manzanares y Talavante.
Son reuniones de profesionales, críticos y aficionados que también se denominan mentideros, y la sustancia de la palabra puede decirlo todo.
De hecho, ambos dos -toreros- cuando los rumores cogieron fuerza se apresuraron a desmentirlo por parte de sus "oficinas de comunicación".
Claro, que hay quien dice que tales "notas de gabinete oficial" son remedos de comparecencias de presidentes de fútbol ratificando a los entrenadores para ser cesados dos jornadas más tarde.
Incluso en el caso de Talavante hay precedentes cuando su ruptura con el recordado y querido Corbacho (r.i.p) y la travesía del desconcierto hasta anunciar su compromiso con Martínez Erice que, al parecer, estaba hecho incluso antes de dicha ruptura.

Se dice que Talavante ha escuchado atentamente a Curro Vázquez. Incluso se especula que "hay banquillo". Que se verá con Martín Arranz en México.
Posiblemente hoy, concluida la corrida de Sevilla los árboles dejen ver el bosque. De hecho en las últimas comparecencias del extremeño se ha detectado frialdad en la comunicación de torero y apoderado.
Cuando el río suena....

Hay además un movimiento muy activo en intentar, por lo civil o por lo criminal, que las figuras dejen a los apoderados-empresarios y buscarles o aconsejarles apoderados "independientes".
Una, o varias, mano/manos mecen la cuna. Y Talavante es dependiente de dicha cuna.

No es el caso de Manzanares, que se cayó de la "cuna" hace tiempo. Sin embargo se está tejiendo un tela de araña en las proximidades, afines al independentismo (con su miajita de "cuestiones personales"), dando un rodeo por la M-50 que haga pensar más de la cuenta, confusión incluida, al torero y al llamado entorno influyente.
Ha sonado el nombre de Pepín Liria como futuro apoderado. Liria no solo es independentista por ser "rebelde con causa" si no colega de Manzanares, lo que dispara aún más la rumorología intencionada y crea opinión -distorsionada, pero opinión- en los terminales mediáticos y redes de las "manos" y la "cuna".
Yo mismo, en Murcia, le pregunté a Liria por los rumores y no solo lo desmintió ¿?, sino que afirmó creer que está bien llevado donde está (Matilla) y que él no se ve preparado para ser apoderado.
Pero, como en el caso de Talavante, hay banquillo: Rafael Moreno, cuya labor tanto con Espartaco como con el propio Liria fue exitosa. También eran otros toreros, otros momentos de dichos toreros y otros tiempos.

Sin embargo, al contrario que en el caso de la collera Talavante-Martinez Erice, a Josemari sí se le ve cada vez más en complicidad con el pequeño de los "Matilla", Jorge.

Me da que fifty-fifty. Que Talavante entrará en la "cuna" que se está meciendo y que Manzanares se quedará donde está.

Pero la guerra larvada, ahora, figuras vs empresarios, es tan sorda como real.
No solo afecta a la "roja", sino que, con previsión de futuro por lo que pueda pasar, están atentos a los movimientos de "la rojita", donde no hay mucho que rascar.
Si acaso Jiménez Fortes con el que las figuras adoptaron compartiendo carteles de lujo vía Pablo y Oscar Chopera cuando lo apoderaron y dejaron de hacerlo al buscar el malagueño, por libre -sin mano y sin cuna en que acurrucarse-, la independencia de Julián Guerra.
De ahí la diligencia con que se han movido las huestes independentistas para cercarle con la militancia activa de tal movimiento. La presencia en Sevilla en el burladero de apoderados de Juan Diego no es baladí.
El salmantino es el presidente (creo) de la Unión de Toreros y brazo armado de la mano o manos que mecen la cuna y muy afín al jurídico más beligerante en dicha cruzada: Iñigo Fraile.

Comoquiera que ellos lo que saben es torear y centrarse en ello no están contra la patronal, toda. Tienen sus organizadores de cabecera. Los necesitan ¿quizá al dictado?

Así parece que han convencido a Simón Casas para que continúe en Valencia brindándole toda clase de apoyos, y sigue en marcha la operación Málaga que tendrá otros capítulos según vayan saliendo plazas importantes a concurso.
Por ello no es descabellado hacer oídos a aquellos que apuntan que en el caso de Fortes también hay alter ego, o compadre, a la opción Juan Diego: Pepe Cutiño.

Así está el patio. O al menos eso se cuenta.

El tiempo, decía J. M. García, es el juez insobornable que da o quita razones. Como también acuño que "el rumor es antesala de la noticia".

Además de desear suerte para todos, el anhelo es que si acierten o equivoquen sea por ellos mismos y nunca lamentarse de caerse de la "cuna" porque la mano o manos que la mecían terminaron zarandeándola hasta ponerla con las cuatro ruedas p'arriba en cualquier cuneta.

Nota.- Paralelamente, desde hace tiempo, está en marcha una "guerra de guerrillas", escaramuzas, con la Tv (Canal Plus), estando próxima la batalla final para consumar el "golpe de estado", que como todos me parece profundamente injusto y desagradecido. Es una opinión personal.
La táctica, técnica y estrategia es la misma. Cambiando estamentos y personajes, pero con el mismo diseño de acoso y derribo para promover a "su gente" aprovechando la deslealtad de la propia casa (Canal +).
Seguiremos informado.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es