19 de octubre de 2019, 19:16:14
Opinion


Eguiguren, el PSE y la izquierda abertzale





La celebración este pasado fin de semana del Alderdi Eguna era aprovechada por las diferentes fuerzas políticas vascas para reclamar su cuota de protagonismo. ETA ya calentó motores el viernes, con un comunicado calcado a otros anteriores: ni disolución ni entrega de armas ni arrepentimiento alguno; comunicado que, como no podía ser de otra forma, hizo suyo la izquierda abertzale. El PNV, por su parte, seguía la estela de CIU y reclamaba su derecho a convertirse en un nuevo estado europeo. Nada nuevo aquí tampoco, aunque diera la impresión de que Urkullu permanece últimamente en un segundo plano, a expensas de cómo se vaya desarrollando el órdago secesionista de Artur Mas.

Sin embargo, las declaraciones más gruesas del fin de semana han sido efectuadas por Jesús Eguiguren. Perlas como “ya es hora de gobernar junto a la izquierda abertzale”, “no entiendo porqué no se reclama con más ahínco la libertad de Arnaldo Otegui” -de cuya amistad se jacta-, o “me cae bien el PNV y también Sabino Arana” retratan al personaje; es decir, retratan a alguien que es todo menos socialista. Conviene recordar que Jesús Eguiguren no es un simple militante de base, sino el presidente de los socialistas vascos. Pocas veces ha habido un posicionamiento tan claro. Resta ahora por saber si el resto de sus compañeros en Euskadi apoyan las declaraciones de su líder, y si en Ferraz están de acuerdo con ellas. De todos modos, ya está bien de que socialistas vascos y catalanes sigan haciendo el caldo gordo al nacionalismo. Los resultados a la vista están.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es