8 de diciembre de 2019, 18:26:12
Cultura

Crónica cultural


Grandes nombres del mundo de la fotografía en el Institut Français de Madrid


En la galería de arte del Instituto Francés de Madrid, la exposición Étonnantes affinités reúne a los grandes nombres de la fotografía de España y Francia, hasta el 28 de octubre.


La galería del Instituto francés de Madrid, dedicada al arte de la fotografía, está presentando exposiciones realmente interesantes dentro del panorama cultural español. Este verano pudimos ver las fotografías sobre Picasso que exponía Lucien Clergue, último fotógrafo que siguió al pintor durante más de veinte años. Ahora, y hasta finales de octubre, el Instituto expone el proyecto Le Château d’Eau (El castillo de agua), una entidad cultural creada hace 40 años, por el fotógrafo Jean Dieuzaide. Este centro se encuentra en Toulouse. Uno de los grandes centros europeos dedicados a la fotografía, presenta una colección permanente excepcional (con obras de André Kertész, Auguste Sander, Willy Ronis, Bernard Plossu, Ralph Gibson, John Batho, etc), una amplia programación de exposiciones al año y un núcleo de investigación.

Para su exposición en Madrid, Étonnantes affinités, el Instituto francés ha seleccionado un conjunto de obras tanto franceses como españoles entre los que se encuentran los grandes nombres del mundo de la foto. Fransesc Catala-Roca (1922-1998), Naturalezas Muertas del mallorquín Tony Catany, un autorretrato de Joan Fontcuberta, dos fotografías de Joaquim Gomis (1902-1991) que trabajó muchos años al lado de Joan Miró en Francia, obras de Ramon Masats y de su hijo Oscar Masats. Isabel Muñoz siempre inspirada por el mundo de la danza, expone una obra sobre el Tango. Los interesantes retratos de gente ilustre de Alberto Schommer. Y, Antonio Tabernero, Ricard Terre, Manuel Vilariño.



Entre los franceses destacan, la fotografía en blanco y negro de Claude Batho, el gran fotógrafo de influencia americana John Batho, de Robert Doisneau (1912-1994) se han expuesto dos bellas fotos Femme prise à la gorge (1974) y Trois petits enfants blancs (1971). La fotografías Primeras nieves en el Jardín del Luxemburgo, (1955) de Edouard Boubat (1923-1999) muestra un París poético, blanco. Boubat fotografió a gente célebre como Jacques Prévert. Obtuvo en 1947 el Premio Kodak, dio la vuelta al mundo y trabajó con grandes fotógrafos como Robert Frank, Willy Ronis.

También podemos ver obras de Jean-Philippe Charbonnier (1921-2004), Dominique Delpoux, Richard PAK que expone Heartbreak Ride, Série Pursuit, (2005), una sugerente fotografía de una pareja refugiada de la lluvia en un coche. La influencia del hiperrealismo americano es marcada. Y, por último, resaltaría la obra de la joven Laura HENNO (1976) que fue premio extraordinario de Los encuentros Internacionales de Fotografía de Arles en 2007. Aquí expone Rainy silence, (2007), de una serie de personajes solitarios mojados por la lluvia en medio de un paisaje algo inhóspito. Personajes un poco andróginos cuyo sexo confunde la fragilidad de la juventud que fotografía.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es