11 de diciembre de 2019, 13:25:04
Sociedad

jornada de luto


Investigadores acuden este jueves al 'funeral' de la ciencia española


Ante unos Presupuestos Generales del Estado para 2014 que no aumentan de manera "significativa" la cuantía destinada a I+D+i, el colectivo Carta por la Ciencia ha convocado para este jueves una jornada de luto por la ciencia, con minutos de silencio en señal de protesta y un acto colectivo abierto. Los convocantes asegura que, si se aprueban definitivamente estas cifras, el sector español de la investigación se verá en una situación muy parecida a la del presente 2013: con necesidad de la aprobación de partidas extras para apenas sobrevivir.


Este jueves, 17 de octubre, coincidiendo con el aniversario de la muerte del nobel español de medicina Santiago Ramón y Cajal, el colectivo Carta por la Ciencia ha convocado una jornada de luto por la ciencia en España, abocada a la muerte, según los organizadores, si terminan aprobándose las partidas presupuestarias del I+D presentadas por el Gobierno hace unas semanas.

Como muestra de su rechazo a unos presupuestos insuficientes, a las 12 del mediodía de este jueves se desarrollarán concentraciones silenciosas de cinco minutos en las puertas de todos los centros de trabajo, en las que los investigadores vestirán de negro o portarán brazaletes oscuros como señal de luto.

Además, a las 18.00 horas comenzará en el Auditorio Ramón y Cajal de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid un acto colectivo abierto, con la lectura pública de textos de Ramón y Cajal por parte de distintos miembros de todo el espectro de la comunidad investigadora.

"Esperamos que este día de luto por la Ciencia sea el último y los presupuestos generales del Estado 2014 que sean aprobados finalmente en el Congreso reflejen de verdad una apuesta seria y comprometida con el futuro de la I+D+i y su papel clave en el desarrollo del país", declaran desde el Colectivo Carta por la Ciencia en una nota de prensa.

Meses antes de la primera presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), este colectivo integrado por diversas asociaciones científicas, empresariales y sindicales, movió hacia el Congreso su 'Carta por la Ciencia', cuatro puntos que, desde el sector, se consideran básicos para la supervivencia de la investigación y la innovación del país: una recuperación de los niveles de financiación pública existentes en 2009, la eliminación de los actuales límites a las tasas de reposición de empleo público en el sector, la dotación de recursos suficientes para el Plan Estatal de Investigación 2013-2016 y la creación definitiva de de la Agencia Estatal de Investigación.

En los PGE presentados por el Gobierno el pasado 30 de septiembre, la partida para I+D civil registraba un aumento global de 70 millones de euros, que se concretan en una subida de 128 millones en subvenciones (capítulos del 1 al 7) y una disminución de 58 millones. Aunque el colectivo reconoce que se ha practicado un "esfuerzo" para aumentar en 50 millones las trasferencias al CSIC y en 60 millones las partidas para el pago de las cuotas del CERN y otros organismos internacionales, advierte de que no va a ser suficiente y que los números propuestos dibujan un horizonte complicado para la ciencia española.

"No se puede olvidar que a mediados de 2013 el gobierno tuvo que aprobar una partida presupuestaria extra de 104 millones para poder hacer frente a las acuciantes necesidades del sector, como la situación de quiebra técnica del CSIC o la imposibilidad de lanzar las convocatorias del Plan Estatal de Investigación", explican en la nota, en la que avisan, además, de que las cifras de 2013 aún no están cerradas porque "previsiblemente" será necesaria una segunda partida extra "en las próximas semanas".

Destacan también que, mientras se debate sobre la conveniencia de nuevas inyecciones y con el CSIC como cabeza visible de la decrepitud económica del I+D española, "un número creciente de organismos", como las universidades, el CNIO o el ESS-Bilbao, "se unen a la crisis de supervivencia".

De no corregirse de modo sustantivo en el trámite parlamentario, auguran, el escenario presupuestario planteado situará a la investigación española en una situación económica "incluso peor" que en 2013, con una escasez de recursos que, dicen, "nos remonta una década hacia atrás".

Además, Carta por la Ciencia vuelve a sus cuatro puntos, considerados mínimos imprescindibles para evitar el colapso del sistema, y comprueban que ninguno se ha materializado en esta primera propuesta de los PGE. En primer lugar, no consideran que el aumento en los capítulos de subvenciones (1 al 7) haya sido "significativo". No se han recuperado los niveles que presentaban en 2009, año desde el que las subvenciones a la investigación han perdido 1.900 millones de euros. El 31 por ciento de esa pérdida se concentra en los dos años de la actual legislatura.

Por otra parte, sigue sin modificarse el límite del 10 por ciento a la tasa de reposición de personal, lo que está provocando un pérdida dramática de potencial humano e imposibilitando la inserción de los recursos mínimos necesarios para la continuidad del sistema. Además, el Fondo Nacional sube apenas 11 millones de euros respecto al 2013, lo que nos sitúa en 2014 ante un panorama similar al del presente año en cuanto a las convocatorias del Plan Estatal de Investigación, tecnología e innovación, en el que a fecha de hoy aún no han aparecido las convocatorias de proyectos de investigación.

Por último, la Agencia Estatal para la Investigación recibe un tratamiento idéntico al de los PGE2013: el artículo 70 del proyecto de ley de PGE2014 copia exactamente el artículo 80 de la de 2013, omitiendo, eso sí, el párrafo referido al carácter científico e independiente de dicha Agencia. A fecha de hoy, la Agencia Estatal para la Investigación sigue sin existir.

Así, los participantes del colectivo Carta por la Ciencia, "desde la responsabilidad y el compromiso", han manifestado su intención de continuar con su campaña de movilización en defensa del I+D español "como uno de los motores esenciales del desarrollo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es