23 de septiembre de 2019, 0:28:50
Opinion


DESTRUIR EL PAÍS ANTES QUE SOLTAR EL PODER

Luis María ANSON


Una cantante de éxito, Gloria Estefan, ha dicho la frase perfecta que radiografía a Fidel Castro, el tirano, y a su hermanísimo Raúl. Desde hace 55 años, Castro maneja Cuba como si fuera su finca particular. Ha impuesto un régimen totalitario de censura y de mise-ria. No se trata propiamente de una dictadura. Es una tiranía, la más dilatada de las dos últimas centurias. Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, Salazar, Trujillo, Pinochet, Stroessner, Mao Tse-tung, Chiang Kai-shek, Marcos, Pol Pot, Sukarno, Tito, se quedaron muy atrás en el tiempo de duración ante el Castro omnipotente.

La simpatía que el tirano cubano despertó en muy amplios sectores al enfrentarse con el Imperio, es decir, con los Estados Unidos de América, no empece el reconocimiento del atroz totalitarismo que ha impuesto en Cuba y que 55 años después todavía no ha conocido algunas medidas reales que suavicen la falta de libertad y la miseria que atenaza al pueblo cubano.

Gloria Estefan ha declarado que “el castrismo prefiere destruir el país a soltar el poder”. Con esas palabras, la cantante no solo radiografía a Fidel Castro sino a la inmensa mayoría de los dictadores. Bien está, en todo caso, para conocimiento de los progres de salón y de la izquierdona decadente, que una cantante de éxito afirme, desde su independencia personal, lo que es una evidencia. Para desesperación del cubano medio, el régimen tiránico de Castro se prolonga indefinidamente destruyendo el país cegando los horizontes de la esperanza.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es